Marruecos amplía 50 kilómetros su muro de defensa con el Sahara Occidental para "estrangular al Frente Polisario"

Integrantes del proyecto de intervención educativa de Cruz Roja en el Sáhara.
Integrantes del proyecto de intervención educativa de Cruz Roja en el Sáhara.
CRUZ ROJA

El conflicto entre Marruecos y el Sahara Occidental sigue activo y ninguna de las partes muestra tener intención de rendirse. Así, las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos (FAR) han prolongado el muro de defensa en el Sáhara con cincuenta kilómetros suplementarios, en su mayor parte en la zona internacionalmente reconocida como marroquí, para evitar infiltraciones y ataques del Frente Polisario.

La información, que circula desde ayer por las redes sociales, ha sido comentada en detalle este martes por el diario Ahdaz al Magrebiya, aunque oficialmente ni las FAR ni el gobierno han confirmado estas obras en el muro.

El muro está construido a solo tres kilómetros de la frontera con Argelia (y de los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf), en torno a una comuna rural llamada Touizgui situada en el extremo sureste de Marruecos.

Ha sido levantado por equipos de ingeniería de las FAR con el fin de "estrangular al Frente Polisario", dice el diario, que califica la obra como de carácter defensivo, aunque las FAR no descartan proseguir más al sur y mover el muro hasta la frontera misma con Argelia.

Si eso sucediera, significaría el fin de la "zona colchón" que separa el Sáhara controlado por Marruecos de lo que el Polisario llama "territorios liberados", una denominación que Marruecos siempre ha contestado pero que la ONU tiene en cuenta al calificar esta zona de territorio obligatoriamente desmilitarizado.

Precisamente otra parte de esta "zona colchón", como es el paso de Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara y que hace de frontera con Mauritania, provocó el último conflicto entre el Polisario, que declaró la guerra a Marruecos el pasado noviembre cuando el Ejército marroquí desalojó por la fuerza a unas decenas de simpatizantes del Polisario que bloqueaban el paso.

En esos ataques del Polisario contra las FAR - que Marruecos considera meros "hostigamientos" -, los más repetidos han sido precisamente en la zona de Mahbes, que está muy cerca del lugar donde ahora se ha levantado el nuevo muro.

Marruecos siempre sostiene que ha respetado la "zona colchón" durante treinta años - los que ha durado el alto el fuego - con el fin de poder perseguir a los miembros del Polisario sin invadir el territorio de la vecina Argelia, pero en los últimos tiempos cada vez envía más advertencias de que no piensa mantener este statu quo y quiere llevar su control hasta los confines de todo el Sáhara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento