Biden concede amparo migratorio a unos 320.000 venezolanos en Estados Unidos

  • El Estatus de Protección Temporal les permitirá trabajar y residir legalmente en el país norteamericano
El presidente de EE UU, Joe Biden, en la Casa Blanca.
El presidente de EE UU, Joe Biden, en la Casa Blanca.
KEVIN DIETSCH / EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, concederá a unos 320.000 venezolanos que se encuentran en su país el amparo migratorio del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), que les permitirá trabajar y residir legalmente, en un paso que, según el líder opositor Juan Guaidó, reconoce la dignidad de sus compatriotas.

Dos funcionarios del Gobierno de Biden hicieron el anuncio en una llamada con periodistas en la que detallaron que la medida tendrá una vigencia de 18 meses, aunque podría prorrogarse, y que solo podrán beneficiarse aquellos venezolanos que ya estén en EE UU a fecha de este 8 de marzo de 2021.

La medida entrará en vigor oficialmente este martes, cuando se publique en el Federal Register, el boletín oficial del Gobierno en el que se difunden leyes, disposiciones y avisos públicos. A partir de su publicación, los venezolanos interesados tendrán 180 días para acogerse a este programa.

Otros de los requisitos para beneficiarse será demostrar que no tienen antecedentes penales y deberán pagar unas tasas que suman 545 dólares al Servicio de Ciudadanía e Inmigracióón (USCIS, por sus siglas en inglés), que gestionará las solicitudes.

"Condiciones extraordinarias" en Venezuela

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que EE UU concede permisos de forma extraordinaria a inmigrantes de naciones afectadas por conflictos bélicos, desastres naturales, epidemias u otras condiciones que no hagan seguro el retorno de los nacionales a sus países de origen.

En este caso, Biden ha decidido otorgar el TPS a los venezolanos al considerar que no pueden volver de manera segura a su país por las "condiciones extraordinarias" que vive actualmente Venezuela, indicaron los dos citados funcionarios, que hablaron con la prensa bajo condición de anonimato.

"La designación se debe a las extraordinarias y temporales condiciones que hay en Venezuela, que impiden a los nacionales que están aquí regresar de una manera segura. Hay una compleja situación humanitaria con hambre extendida, malnutrición y la creciente presencia de grupos armados no estatales e infraestructuras en ruinas", argumentó una de las citadas fuentes.

Esa fuente aseguró que el Gobierno estima que unos 320.000 venezolanos podrán beneficiarse del TPS.

Promesa electoral

En el Congreso de EE.UU. ha crecido el consenso entre demócratas y republicanos sobre la necesidad de otorgar el TPS a los venezolanos y, durante la campaña electoral, Biden prometió que una de sus primeras acciones en la Casa Blanca sería otorgar ese permiso a los venezolanos.

Antes de dejar el poder, su antecesor, Donald Trump, suspendió la deportación de inmigrantes irregulares venezolanos por un periodo de 18 meses y además les concedió permisos temporales de trabajo.

Trump tomó esa medida acogiéndose a un permiso que se llama Salida Forzosa Diferida (DED en inglés) y que los presidentes de EE UU han usado a lo largo de la historia por razones de política exterior, por ejemplo para ejercer presión sobre un determinado país.

En principio, el TPS carece de esas connotaciones políticas.

El DED seguirá en vigor y los venezolanos pueden solicitar cualquiera de los dos permisos, de acuerdo a los citados funcionarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento