Sánchez, ante Montero, en el acto del 8-M: "La bandera feminista es la de la unidad, sin hacer caso a tanto ruido"

El presidente del Gobierno,Pedro Sánchez, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, posan durante el acto institucional del 8-M en el Ministerio de Igualdad.
Sánchez y Montero posan durante el acto institucional del 8-M en el Ministerio de Igualdad.
IGUALDAD
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado este lunes que la sociedad no puede obviar este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la reaparición de la ultraderecha como una de amenaza "temible" al feminismo "con su discurso de odio y de machismo descarnado". Sánchez ha insistido en que la ultraderecha "no es una fuerza de resistencia al feminismo, es una fuerza de retroceso, no se limita a frenar avances, propugna una vuelta atrás, a las épocas de la inferioridad de las mujeres". Durante su intervención en Madrid en el acto celebrado en el Ministerio de Igualdad con motivo de este 8M, el presidente ha dejado claro que "sólo a través del feminismo van a mejorar las sociedades y ha denunciado que todavía hoy hay muchísimas mujeres que cruzan con miedo las calles en la noche y todavía hay demasiadas mujeres que tiemblan cuando sus parejas alzan la voz".

El presidente, Pedro Sánchez, había pedido a la parte socialista de su Gobierno que este 8-M no se convirtiese en una "bronca" con el socio de coalición, Unidas Podemos. Para predicar con el ejemplo, él mismo ha acudido este lunes al acto institucional organizado por el Ministerio de Igualdad y ha querido lanzar un mensaje de consenso. "La bandera feminista es, ante todo, la bandera de la unidad. Toca proteger los derechos en los que se ha avanzado y alcanzar otros nuevos. Sin hacer caso a tanto ruido, con hechos", ha remarcado en un encuentro junto a la ministra Irene Montero

Este encuentro público ha tenido lugar después de un año en el que se han vivido confrontaciones entre Montero y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, principalmente por la ley trans. Unos desacuerdos que la titular de Igualdad también tuvo inicialmente con el ministro de Justicia, el también socialista Juan Carlos Campo, por el borrador de la ley de libertad sexual

Sánchez no ha hecho referencia a la primera, pese a que la secretaria de Estado, Noelia Vera, le instó hace unas semanas a ello después de que Calvo se haya opuesto a la autodeterminación de género y esté paralizada su llegada al Consejo de Ministros. Pero para la segunda ha tenido una frase clara: "Dentro de muy poco vamos a poder aprobar la ley del 'solo sí es sí' para que solo sí sea sí". 

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha señalado este lunes que "este es un 8 de marzo diferente", pero que "no hay nada que pueda impedir a las mujeres saber la fuerza que tienen cuando se juntan codo a codo para defender la vida". Durante su intervención en un acto en Madrid acompañada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, Montero ha dejado claro que "la agenda de cambio que España necesita es la agencia feminista" y ha defendido que nuestro país no puede permitirse salir de esta emergencia sanitaria, económica y social causada por el coronavirus "otra vez a costa de las mujeres".

El presidente ha pronunciado estas palabras pocos días después de que el Consejo General del Poder Judicial rechazase los puntos claves de la norma -el consentimiento expreso y la distinción entre abuso y violación- y de que desde Igualdad se afirmarse que, al no tratarse de un informe vinculante, seguirían adelante con el articulado. La ministra de Defensa, Margarita Robles, que además es magistrada, pidió entonces "humildad" para "estudiar esas deficiencias y tratar de adaptarlas al marco jurídico".

"Este Gobierno es un Gobierno feminista que está aquí para unirse al clamor de la batalla por la igualdad. Esta es una lucha colectiva. No solo de las mujeres. No puede haber duda al respecto. Estamos hablando de derechos humanos. Solo a través del feminismo van a mejorar las sociedades", ha añadido el jefe del Ejecutivo durante su intervención en un acto que se ha seguido por streaming por las medidas de seguridad impuestas por el coronavirus. Una intervención en la que también ha reivindicado las medidas con "perspectiva de género" adoptadas durante los últimos meses. "En un momento de crisis sanitaria, económica y social en el que hemos sido conscientes de que la brecha de género se ha hecho más patente", ha dicho. 

En ese punto ha mencionado el Plan Corresponsables, que se aprobará este martes en el Consejo de Ministros, la ley de igualdad retributiva, o la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad, tras reconocer que "es necesario acelerar la agenda feminista para aprobar leyes que solucionen los problemas reales de las mujeres". También ha recordado el Plan de Contingencia contra la Violencia de Género que arrancó durante los meses más duros del confinamiento domiciliario. 

Sánchez ha sido el encargado de cerrar un evento en el que previamente había intervenido Montero, quien tampoco ha hecho referencia a las polémicas en el seno de la coalición que han sobrevolado este día. "Este 8-M es un homenaje a las mujeres que sostienen la vida y que este año lo han hecho en condiciones especialmente difíciles", ha comenzado diciendo la ministra. 

"España no puede permitirse mujeres en las esquinas y en los márgenes. España debe seguir siendo un referente de políticas públicas feministas", ha pedido, en un día en el que la pandemia ha llevado a la prohibición de las concentraciones feministas en Madrid. "Este es un 8 de marzo diferente, pero no hay nada que pueda impedir a las mujeres saber la fuerza que tienen cuando se juntan codo a codo para defender la vida. Hagamos más feminismo que nunca", ha instado.

"Quienes somos trans"

Además de contar con los discursos de Sánchez y Montero, durante el acto, que ha durado 45 minutos, se han emitido varios vídeos de mujeres que relatan los condicionantes que han encontrado en sus vidas por el hecho de ser mujeres. Asimismo se han leído diversos textos de autoras feministas y una de esas lecturas ha corrido a cargo de la actriz trans Daniela Santiago. La ley no se ha mencionado de forma expresa pero Igualdad sí ha hecho de esta manera que el colectivo haya estado representado. 

La intérprete de la serie Veneno ha leído un extracto de La hermana, la extranjera, de Audre Lorde, y al pasar por el párrafo que reza "Quienes nos mantenemos firmes fuera del círculo de lo que esta sociedad define como mujeres aceptables; quienes nos hemos forjado en el crisol de las diferencias, o, lo que es lo mismo, quienes somos pobres, quienes somos lesbianas, quienes somos negras, quienes somos viejas", ha incorporado "quienes somos trans", en una clara reivindicación de sus derechos. "Al no reconocer las diferencias como una fuerza fundamental, las feministas académicas no consiguen superar la primera lección patriarcal. En nuestro mundo, divide y vencerás debe convertirse en definamos y cobremos fuerza", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento