Hallan animales enfermos a la venta y 18 cachorros en un congelador en la tienda Ladridos de Barcelona

  • Se ha detectado que animales enfermos estaban a la venta a pesar de padecer coronavirus canino.
Uno de los perros hallados en el registro de la tienda de cachorros Ladridos de Barcelona.
Uno de los perros hallados en el registro de la tienda de cachorros Ladridos de Barcelona.
AJUNTAMENT DE BARCELONA

Una inspección que ha hecho el Ayuntamiento de Barcelona en una tienda de cachorros de Nou Barris, Ladridos, ha detectado incumplimientos importantes de la ordenanza. El Departament de Gestió i Protecció dels Animals junto con la Guàrdia Urbana de Barcelona hicieron la inspección para verificar las denuncias recibidas, según las cuales los responsables del establecimiento estarían trayendo animales de manera irregular desde el centro y el sur de España. 

En la inspección, se ha detectado que animales enfermos estaban a la venta a pesar de padecer coronavirus canino. También se han encontrado 18 cadáveres en el congelador que no figuraban como muertos en el libro de Registro del establecimiento.

A raíz de las denuncias recibidas por parte de particulares que han comprado cachorros enfermos, la inspección tenía como objetivo garantizar que se cumplía tanto la normativa de instalaciones como los requerimientos de salud de los cachorros a la venta. No se pueden tener cachorros a la venta de menos de ocho semanas, no pueden estar más de tres semanas en la tienda, han de estar vacunados y si están enfermos se les ha de dar la atención veterinaria que su condición requiere.

No se pueden tener cachorros a la venta de menos de ocho semanas, no pueden estar más de tres semanas en la tienda, han de estar vacunados y, si están enfermos, se les ha de proporcionar atención veterinaria

En la tienda había una treintena de cachorros de perro, la mitad en la zona de venta; 12 en la zona de cuarentena y dos hospitalizados. De los cachorros a la venta, se detectó coronavirus canino en tres de los boxes. Se señaló la retirada de la venta de todos los cachorros de los boxes afectados.

Uno de las bolsas con cachorros de perro muertos en su interior halladas en el congelador de la tienda de animales Ladridos de Barcelona.
Uno de las bolsas con cachorros de perro muertos en su interior halladas en el congelador de la tienda de animales Ladridos de Barcelona.
AJUNTAMENT DE BARCELONA

Uno de los cachorros de la zona de hospitalización, un pomeranio negro diagnosticado positivo de coronavirus y con antecedente de parvo virus, en estado caquéctico y síntomas evidentes de deshidratación, ha sido ingresado en el hospital por el alto riesgo para la vida del animal. La mayoría de los animales de procedencia estatal llegan al establecimiento sin la identificación correspondiente y no cumplen el periodo de cuarentena preceptivo.

La veterinaria no podía ejercer

La Guàrdia Urbana ha abierto diligencias por el hecho de que la veterinaria contratada por la tienda, de nacionalidad venezolana, no tiene el título profesional convalidado en el estado español y no está colegiada. Por tanto, no podía ejercer la práctica veterinaria ni implantar el microchip identificativo a los animales, como estaba haciendo.

En el congelador del l'establecimiento se han localizado 18 cadáveres de cachorros de perro, en dos bolsas, una de las cuales con los pasaportes de los animales, para que fuesen quemados en la incineración. La Guàrdia Urbana ha intervenido los pasaportes, que serán investigados.

A dos de los cadáveres se les hará la necropsia para determinar la causa de la muerte. El libro de Registro de entradas y salidas de los animales del establecimiento presenta irregularidades como la falta de registro de los perros muertos encontrados en el congelador.

La tercera teniente de alcaldía de Agenda 2030, Laia Bonet, confirma que han comenzado el proceso sancionador ante los "importantes incumplimientos" detectados de la Ordenanza y que derivan el expediente al servicio de licencias de Nou Barris para que valore la necesidad de cesar la actividad de la tienda. "En Barcelona perseguimos todos los incumplimientos de la Ordenanza de Protección, Tenencia y Venta de Animales y somos muy contundentes y claros en su aplicación", recalca.

Por otra parte, y a raíz de estos incumplimientos, el Ayuntamiento ha aprovechado para informar sobre otro caso relacionado con la protección de los animales. La empresa Adevinta pagó la multa de 150.000 euros por los anuncios ilícitos en Barcelona de venta de animales en los portales web 'Mil Anuncios' y en el antiguo 'Vibbo'. La empresa pagó la sanción de 150.000 euros en septiembre, si bien ha presentado recurso contencioso-administrativo. Los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento están evaluando la respuesta al recurso.

El caso se remonta al 1 de octubre de 2019 a raíz de la denuncia presentada por la entidad de defensa de los animales FAADA, que promovió un procedimiento sancionador para requerir a los portales web la retirada de los anuncios de transacción de animales que se consideren ilícitos en la ciudad de Barcelona según lo que establece la ordenanza municipal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento