El príncipe Harry y Meghan Markle reaparecen justo antes de su entrevista con Oprah Winfrey

Meghan Markle y el príncipe Harry, en 2021.
Meghan Markle y el príncipe Harry, en 2021.
Spotify / Youtube

En Buckingham Palace aún están calibrando los daños, después de aquella reunión de urgencia y de que Meghan Markle y el príncipe Harry confirmaran a Isabel II que no volverán a trabajar en la casa real británica, y a la espera de afrontar la tan cacareada entrevista a Oprah Winfrey que van a ofrecer los duques de Sussex cuando estos, repentinamente, han hecho una nueva aparición pública.

Ha tenido lugar este lunes en el evento Spotify’s Steam On, que obviamente organizaba la propia compañía de servicios musicales en streaming y con la que Meghan y Harry tienen un acuerdo millonario para lanzar su propio podcast, Archewell (gracias al cual se pudo escuchar por primera vez hablar a su hijo Archie).

El aporte que hace el matrimonio es muy pequeño, apenas 20 segundos, dado que la empresa repasa multitud de personalidades, artistas, productores, otros podcasts famosos... Y sin embargo en menos de medio minuto ya han dado pie a una gran cantidad de comentarios.

"Creamos Archewell Audio para estar seguros de que somos un altavoz para aquellas personas que quizá no están siendo escuchadas y para poder oír las historias del mundo", comienza diciendo Meghan Markle, mientras suena la canción Electric Love, de Børns, desde el salón de su casa de Santa Barbara, en California.

"Y lo más grande de todo esto es que perteneces a una comunidad en la que puedes compartir y que te va a traer de vuelta el valor para mostrar tus propias debilidades porque es un espacio seguro", continúa el príncipe Harry, en una intervención que ha sido escrutada al milímetro.

Por ejemplo, según el diario Mirror, esta grabación se produjo hace ya un tiempo (quizá varias semanas), dado que a Meghan Markle, sentada, no sele nota apenas su embarazo, así como el príncipe Harry lleva confinado unos días para poder viajar en caso de urgencia a Reino Unido (sobre todo por la salud de su abuelo, el duque de Edimburgo).

Asimismo, se especula que, al no saber cuándo se emitiría el programa, la duquesa optó por un vestido que no diera ninguna pista sobre su estado y por eso se decantó no solo por la melena suelta y larga como desvío de atención, sino un elegante vestido midi azul claro con estampado de limonero, con tacto estilo gasa, y de corte amplio y mucho volumen, pintiparado para su propósito. Eso sí, no está al alcance de todos los bolsillos: al ser una de los últimos diseños de Óscar de la Renta para la colección Primavera-Verano 2021 cuesta 3.500 dólares, unos 3.050 euros.

Primeros detalles de Oprah

Además, ya se han revelado algunos detalles de la entrevista. Varios medios norteamericanos apuntan a una posible revelación con pelos y señales de por qué los duques de Sussex optaron por abandonar el amparo de la casa Windsor, aunque una fuente cercana asegura que la idea principal de Meghan Markle (de ahí que sea ella quien comience la entrevista a solas con la famosa comunicadora) es "recuperar su voz".

"Tener una voz de corte institucional dentro de la familia real no era suficiente [para Meghan]", añadió el informante, acerca de cómo se sentía coartada la duqeusa a la hora de poder opinar. "Esta entrevista será la mejor forma para hacerse oír en todas partes", sostiene.

"Cuando comenzaron a salir, Meghan sintió que había perdido su voz, que había conseguido un cierto estatus como actriz, con un éxito moderado, y cuando le dijeron que tendría que abandonar sus redes sociales y que tuviera mucho cuidado con lo que decía, se dio cuenta de cuánto le dolían la pérdida de su propia voz y su independencia", añade la fuente a The Sunday Times.

La pareja, además, ha confiado en una amiga, como le han revelado a The Sun varias personas cercanas a los duques: "La pareja siente claramente algo íntimo cuando están con Oprah y el hecho de que ella haya estado ahí, con ellos, en unos momentos tan difíciles, les ha dado una perspectiva diferente de su ruptura con la realeza".

Lo más curioso es que son los propios británicos los que están abominando de la entrevista. Una encuesta del propio The Sun revela que más de la mitad de los británicos encuestados (alrededor de un 55 %) no vería la conversación de los duques y Oprah, y un 43% está contento con que no vuelvan a tener ningún papel institucional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento