La hipótesis de los 'dos golpes': por qué haber nacido con poco peso te expone a sufrir un coronavirus más severo

Imagen de archivo de unos pies de un bebé.
Imagen de archivo de unos pies de un bebé.
PIXABAY

Haber nacido con bajo peso triplica las posibilidades de sufrir una infección grave de coronavirus. Lo demuestra un estudio coordinado por investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS, en el que señalan que las personas de entre 18 y 70 años que nacieron con menos de 2,5 kilogramos tienen más riesgo de ingreso en la UCI por la Covid-19.

Los datos del estudio, coordinado por investigadores del Hospital Clínic - IDIBAPS, impulsado por la Fundación ”la Caixa” y publicado en la revista 'Scientific Reports', pueden ayudar a identificar de forma precoz a los pacientes con mayor riesgo de tener una forma grave de la enfermedad. Esto ayudará considerablemente a los profesionales sanitarios que traten a pacientes con coronavirus, pues podrán adecuar con mayor exactitud el tratamiento más adecuado y el manejo de la enfermedad en personas que nacieron con bajo peso.

Las ventajas de este hallazgo "son las que podría tener el hecho de saber cualquier otro factor de riesgo", explica la coordinadora del estudio y especialista del Servicio de Medicina Maternofatal del Clínic, Fàtima Crispi. Según cuenta a 20minutos, si un médico tiene delante a un positivo, tiene que decidir qué hace con ese enfermo basándose "en qué tipo de persona es". 

Por ejemplo, si se trata de un hombre, se sabe que la evolución será probablemente más grave. Si tiene hipertensión o se trata de una persona mayor, también. "Con lo cual, si tienes a una mujer de 20 años joven, aparentemente sana pero que ha nacido con bajo peso, pues igual harás un seguimiento más exhaustivo o la ingresarás", aclara la investigadora, añadiendo que, en definitiva, sirve para  ver "las probabilidades de que esa persona con Covid acabe en la UCI".

La hipótesis de los dos golpes

Según apuntan en el estudio, "el ambiente adverso en el útero induce cambios permanentes en la estructura, función y metabolismo de los órganos fetales en desarrollo". Por ello, la mayoría de cambios que se dan en los primeros meses de vida persisten a largo plazo, lo que conduce a un mayor riesgo de enfermedad en la edad adulta.

"La principal causa de la gente que nace con bajo peso es porque la placenta ha envejecido antes de tiempo y no ha alimentado bien al feto cuando estaba en el útero", señala Crispi. La especialista explica que, cuando ese feto recibe menos alimento y meno oxígeno, el sistema cardiovascular trata de adaptarse a esa situación anómala y trabaja más de lo normal (sube la presión, el corazón se hipertrofia, etc.). "Tras esos cambios que ha tenido que hacer el sistema, cuando la persona nace, el corazón ya se le queda tocado", añade. 

Según la hipótesis de los 'two hits' (dos golpes) ese sería el primero. "Hay un primer golpe que te ha dañado el corazón o afectado al sistema cardiovascular y lo hace más susceptible. Si tienes una vida muy sana no va a pasar nada, pero si tienes otro 'hit', otro golpe, fallará con más facilidad y hará más grave la enfermedad".

"La Covid ha sido como un experimento natural"

Los hallazgos, fruto de años de investigación sobre el impacto que tiene sobre la salud los datos perinatales (peso al nacer y edad gestacional al momento del parto), no solo pueden ayudar a la hora de identificar a los posibles pacientes más propensos a terminar en la UCI; si no que, además, constatan que "haber nacido con bajo peso predispone a tener ciertas enfermedades en la vida adulta, como infarto de miocardio, problemas pulmonares diabetes o hipertensión", explica Fàtima Crispi.

La investigadora lleva más de 10 años investigando el asunto. De hecho, fue el tema de su tesis doctoral en 2009. "Lo que hicimos todos los investigadores cuando apareció la Covid-19 fue aplicar la investigación que ya llevábamos a la enfermedad", cuenta. Su equipo, concretamente, decidió profundizar en el tema cuando "un par de compañeros médicos jóvenes sin ninguna enfermedad habían ingresado en la UCI graves" durante el primer pico de la pandemia. 

En ese momento, relata, fue cuando se les ocurrió que "igual podría tener algo que ver con la investigación que hacía tiempo que llevábamos". Y es que el virus SARS-CoV-2 les ha brindado la posibilidad de investigar de una forma más exhaustiva los efectos de nacer "pequeño" en la salud de las personas. 

Fàtima Crispi, coordinadora del estudio y especialista del Servicio de Medicina Maternofatal del Hospital Clínic.
Fàtima Crispi, coordinadora del estudio y especialista del Servicio de Medicina Maternofatal del Hospital Clínic.
IDIBAPS

Fàtima Crispi destaca que, aunque desde el punto de vista del coronavirus el estudio tiene su relevancia, "desde el de la investigación que nosotros llevamos haciendo desde hace muchos años, ha sido realmente una oportunidad". 

El grupo de investigadores contaba ya on cohortes de gente que ha nacido con bajo peso para ir estudiándolos, pero esos estudios, "a nivel de humanos" han sido observacionales. "En cambio en modelos animales, les metemos 'estresores' (les hacemos fumar o les damos más colesterol) y vemos que realmente ahí el corazón falla más. Siempre pensamos que esto en humanos no lo podríamos hacer por razones obvias, y la Covid-19 ha sido como un experimento natural que se nos ha planteado delante para dar más soporte a esta hipótesis", manifiesta Crispi. 

"De golpe ha habido un Covid que ha estresado a estas personas que tenían bajo peso y hemos podido ver cómo realmente han respondido peor ante la infección", añade. 

Cinco variables que podrían agravar la enfermedad

Para la investigación se reclutaron 397 pacientes de entre 18 y 70 años con coronavirus atendidos en el Hospital Clínic de Barcelona, a los que se les preguntó por el peso de nacimiento. El 15% de esos pacientes requirieron ingreso en la UCI, por lo que los investigadores se centraron en averiguar los factores de riesgo que propiciaban ese ingreso en la unidad de cuidados intensivos. 

Así, identificaron hasta cinco variables que podrían afectar en la evolución de la enfermedad: la edad, ser hombre, sufrir hipertensión y haber nacido con bajo peso. Este último factor demostró ser el causante de multiplicar por tres el riesgo de acabar en la UCI por una Covid-19 grave.

Con el objetivo de validar la hipótesis de forma definitiva, los investigadores llevaron a cabo una encuesta online por Internet. Tras obtener respuesta de más de 1.822 adultos de entre 18 y 70 años con coronavirus, confirmaron de nuevo que gran parte de el 2,5% de los pacientes que ingresaron en UCI habían nacido con bajo peso.

Ahora, el siguiente paso es ampliar el número de personas en el estudio. Según apunta la investigadora, han pedido una ayuda a la Generalitat para tener acceso a datos poblacionales. "La idea es tener datos del registro de nacimiento de Cataluña de los últimos años y cruzar esa base de datos con la de ingresos por Covid en Cataluña. Y así tener una base de datos poblacional más grande". concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento