La historia del animal marino de Ibiza que 'alimenta' el Aplidin, el fármaco más prometedor contra el coronavirus

La plitidepsina es un compuesto que se extrae de un organismo marino, la 'ascidia Aplidium albicans', que se encontró en una bahía de las Islas Baleares.
La plitidepsina es un compuesto que se extrae de un organismo marino, la 'ascidia Aplidium albicans', que se encontró en una bahía de las Islas Baleares.
PharmaMar

La revista Science publicaba hace una semana los resultados de un estudio muy prometedor. En él, la farmacéutica española PharmaMar demostraba que el Aplidin, un medicamento antitumoral, podría ser altamente efectivo para combatir la infección por SARS-CoV-2.

Según constata el documento, el medicamento es casi 100 veces más potente que los tratamientos que se están usando actualmente, por lo que se espera poder empezar a usarlo en los pacientes una vez finalizados los ensayos clínicos, que ya van por la Fase III.

Lo cierto es que la plitidepsina, el compuesto químico con el que se fabrica el antiviral, se extrae de un pequeño animal marítimo invertebrado que puede encontrarse en una bahía de las Islas Baleares. Dicho organismo, llamado 'ascidia Aplidium albicans', lleva tiempo siendo investigado por los científicos, usado inicialmente como antitumoral y, de aprobarse, podría emplearse también como inhibidor de la replicación de algunos virus. 

Para conocer el origen de ese animal habría que remontarse varios siglos atrás. Aunque este organismo marino puede hallarse en varias zonas del mundo, se cree que tiene sus orígenes en las aguas del mar Caribe y que llegó al Mediterráneo pegado a los barcos que conectaban Europa con América. 

Ya en 1988, un grupo de biólogos del Centre d’Estudis Avançats de Blanes (CEAB-CSIC) zarparon en el García del Cid, un buque de investigación oceanográfica del CSIC, para recoger organismos marinos de las Baleares y estudiarlos. Fue en el marco de esa expedición, financiada por PharmaMar, cuando se encontraron, a 52 metros de profundidad, cerca de la isla de Ibiza, abundantes colonias de este pequeño organismo filtrador, la ascidia. 

"Se trataba de Aplidium albicans, una especie que ya estaba descrita, que es escasa en el planeta y de la que no se sabía que vivía en nuestro litoral", explica en una revista especializada Xavier Turon, uno de los investigadores que tomó las muestras y las estudio en el laboratorio. Turon nunca esperaría que esos pequeño organismos, parecidos a una esponja, con color blanquecino y blando, serían útil para combatir la pandemia de coronavirus.

Aplidium albicans, familia de las ascidias.
Aplidium albicans, familia de las ascidias.
PharmaMar.

De momento, se usan los principios activos (plitidepsina) de este invertebrado marino para combatir algunos tumores. Pero fue la farmacéutica española PharmaMar (todos sus compuestos tienen origen marino) la que puso sobre la mesa la posibilidad de usarlos para erradicar a algunos virus, como el SARS-CoV-2. 

La clave reside en su potencial para inhibir una proteína todo gracias a su potencial para bloquear la proteína EF1A, presente en las células humanas y utilizada por el coronavirus para reproducirse e infectar otras células. Es decir, impide que el virus se replique en el cuerpo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento