Qué es la aerotermia, tipos que existen y cómo funciona en una vivienda

Preinstalación de aerotermia por suelo en una vivienda.
Preinstalación de aerotermia por suelo en una vivienda.
Wikipedia / Vanesa Asta

Está claro que la calefacción, el agua caliente o la refrigeración son un esencial en todas las viviendas. Sin embargo, el modo de conseguir la energía para satisfacer esos servicios constituye un universo de posibilidades. Una de ellas, quizás menos conocida, es la energía aerotérmica. 

La aerotermia es un sistema de energía que utiliza bombas de calor y que puede aportar tanto aire frío en verano como calefacción en invierno, así como agua caliente durante todo el año. Además, consume menos energía que los sistemas de calefacción convencionales, lo que supone también un ahorro económico en la factura.

¿Cómo funciona? Tipos y ventajas

La aerotermia es una tecnología basada en un sistema de bombas de calor que extraen la energía del aire exterior. Constituye una energía limpia y renovable, ya que utiliza la energía de ese aire exterior para climatizar las estancias. 

El proceso para satisfacer el servicio, según la empresa Vaillant, especializada en climatización, parte de la base de que siempre hay energía térmica en el aire, es decir, la atmósfera capta la energía que emite el sol. El aire puede estar a mayor o menor temperatura, por lo que la bomba de calor de este sistema capta esa energía que se encuentra en el aire, aumenta su temperatura y, de este modo, puede usarse como calefacción. 

De este modo, el sistema de bombas de calor funciona en tres ciclos: recoger el calor del ambiente, incrementar la temperatura y usar el calor en la vivienda. Con el calor obtenido se puede, no solo calentar la vivienda con calefacción, sino también el agua. Además, durante el verano, este proceso se invierte, de tal modo que también puede usarse para aire acondicionado. 

Este funcionamiento está basado en una bomba de calor del tipo aire-agua, pero también existe otro tipo de bomba de calor, la de aire-aire, que tratan de recuperar el calor presente en el exterior y trasladarlo hacia el interior de la vivienda. La diferencia entre ambas es que la bomba de calor aire-agua calienta un circuito de agua y también el aire que lo rodea para ser enviado al interior de la vivienda, mientras que la bomba aire-aire calienta un circuito de aire para enviarlo directamente al interior del hogar, según explican desde HogarSense.

En cuanto a las ventajas de este tipo de energía, hay que destacar en primer lugar que se trata de un sistema limpio y renovable, además de una alta eficiencia que hace reducir la energía gastada y, por tanto, la factura mensual a pagar, tal y como informan desde Toshiba

Por otro lado, su mantenimiento es mínimo y su instalación no es muy compleja.  Además, no produce combustión, por lo que no requiere caldera y, por tanto, es más segura. También hay que señalar que toda la casa podría funcionar mediante electricidad, sin tener que contratar gas o suministros de combustible. 

Como lado negativo, es necesario tener espacio para la instalación, ya que requiere de una unidad en el exterior de la vivienda. Además, el coste inicial para instalar el sistema de aerotermia es elevado, aunque se compensa con el posterior ahorro energético. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento