Escrivá estudia elevar el umbral de renta para aumentar el número de beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital

  • Seguridad Social constata que muchos solicitantes se han quedado fuera por superar por poco los requisitos económicos.
  • En breve dará luz verde para que ONGs y trabajadores sociales, y no el padrón, determinen cuántas personas pueden recibirlo en un mismo domicilio.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

El Gobierno sigue ajustando el funcionamiento del Ingreso Mínimo Vital (IMV), en el que se avistas nuevas modificaciones que, en ambos casos, permitirían a más personas acceder a este subsidio. Tienen que ver con las personas que viven en un mismo domicilio pero que no son familia ni tienen ningún lazo entre ellos que los convierta en "unidad de convivencia" y con algo de lo que se el Ministerio de Seguridad Social se ha dado cuenta analizando datos, que muchas personas han sido declaradas no aptas por muy poco.

El departamento de José Luis Escrivá está evaluando los datos que ha arrojado de momento el proceso de solicitud, concesión y denegación del IMV y de momento ha constatado dos cosas. Primero, que lo han solicitado muchas más personas y que también son muchas más de las esperadas las que no pueden acceder a la ayuda porque superan por muy poco los requisitos, particularmente de renta, más que de patrimonio. 

Es decir, que el sistema no les considera merecedores del subsidio por superar por unas décimas el máximo de renta exigido, de lo que el Ministerio está empezando a deducir que son personas tan "vulnerables" como las que sí logran ser beneficiarios del IMV. La cuantía va desde 469,93 euros al mes para una sola persona hasta un máximo de 1.033,85 para una unidad de convivencia formada por dos adultos y tres o más menores o tres adultos y dos o más menores o por cuatro adultos y un menor.

Para recibir esta ayuda, se exige los ingresos mensuales de esta persona o unidad de convivencia sea inferior en al menos 10 euros a la cuantía del IMV que le correspondería al mes según su situación. Y es aquí donde Seguridad Social está  viendo que muchos solicitantes se están quedando fuera por un porcentaje mínimo, que no entran "por poco".

Se están estudiando los microdatos del IMV para ver cómo de frecuentemente se da esta circunstancia para determinar si es necesario ampliar el nivel de renta con el que una persona puede acceder al subsidio. Seguridad Social busca que sea una cantidad numerosa para proceder a una modificación que, de esa manera ampliaría el número de beneficiarios del IMV. Según datos oficiales de diciembre, de momento lo han recibido 160.000 hogares y  "más de 460.000 personas".

La reforma, que no es inminente, se estudia con algo también: que se ponga donde se ponga el listón siempre habrá gente que se que fuera por poco. 

IMV para quien vive en una habitación alquilada

De manera más inmediata, quizá el Consejo de Ministros de este martes, el Gobierno modificará otro aspecto del Ingreso Mínimo Vital que afectará a personas que comparten piso sin tener vínculo ni familiar ni afectivo entre sí. A pesar de ello, no les estaba permitido solicitar el IMV por separado, porque el sistema solo computa en función del padrón, es decir, puede haber beneficiarios individuales si viven solos o colectivos, las llamadas "unidades de convivencia" que se presupone que forman todas las personas que viven bajo un mismo techo.

Este sistema deja fuera a personas que viven en una habitación alquilada en un piso o en asentamientos gitanos, una situación que Seguridad Social ha estado estudiando con el Secretariado Gitano. También a personas sin hogar que viven en albergues.

Así, el padrón dejará de ser la única manera de certificar cuántas personas conviven en un domicilio donde se hace una solicitud o varias del IMV, dado que en un solo inmueble puede haber varias personas o familias que deberían ser beneficiarias.

En lugar del padrón, los trabajadores sociales o las ONG que trabajen con estas personas vulnerables tendrán la potestad para expedir un "certificado de la unidad de convivencia" que podrá determinar que, por ejemplo, dos personas que viven en una misma casa no deben sumar sus rentas (y patrimonios), sino que cada una pueda solicitar el IMV de manera individual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento