El Gobierno se resiste a adelantar el toque de queda e insiste en medidas como el cierre de comercios y hostelería

MLG 27-10-2020.-Dos camareros se afanan en recogen la terraza del bar ubicado en el centro de la capital, ha consecuencia del toque de queda impuesto por el Gobierno para poder frenar el contagio de Covid-19.-ÁLEX ZEA.
Dos camareros se afanan en recogen la terraza del bar en Madrid.
EUROPA PRESS
Dos camareros se afanan en recogen la terraza del bar en Madrid.
EP / ATLAS

Queda un día para que este miércoles el Consejo Interterritorial de Sanidad debata y eventualmente tome una decisión sobre qué medidas adicionales hay que tomar para afrontar la tercera ola de la pandemia y, aunque este lunes se abrió a explorar el adelanto del toque de queda, el Gobierno sigue reticente a modificar el decreto del estado de alarma para ampliar el horario de la restricción nocturna. En su lugar, asegura que las comunidades todavía pueden tomar otras medidas como la que este martes ha tomado la Comunidad Valenciana, el cierre la hostelería y el comercio.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha evitado este martes concretar qué medida defenderá el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero ha dejado claro que la preferencia de Moncloa es que las comunidades apuren el catálogo de medidas que tienen a su alcance antes de modificar el estado de alarma para adelantar el toque de queda  a las 20 horas, una postura que este lunes defendieron hasta siete gobiernos autonómicos, tanto del PP como del PSOE.

"Las comunidades tienen todavía margen para reforzar los instrumentos que reduzcan la movilidad de los ciudadanos y los contactos que no sean estrictamente necesarios", ha insistido Montero. 

La también ministra de Hacienda no ha mencionado ninguna medida en concreto, pero el mensaje desde Sanidad es que las comunidades todavía deberían probar a reducir los contagios cerrando el interior de los locales de hostelería o los comercios, al considerar que son espacios donde se dan la mayoría de los contagios.

Así lo aseguró este lunes el director del CCAES, Fernando Simón, matizando así otra de las evidencias que existen en Sanidad desde hace meses, la alta efectividad del toque de queda que ahora es reticente a adelantar a última hora de la tarde.

Precisamente, la coalición PSOE-Compromís que gobierna en la Comunidad Valenciana ha abierto el camino al enfoque que defiende el Gobierno de cara a la Interterritorial de este miércoles y ha decretado el cierre de todos los locales de hostelería, el de los comercios no esenciales hasta las 18.00 horas y de las instalaciones deportivas no profesionales.

Tampoco el confinamiento

A medida que avanzaba la tercera ola, el Ejecutivo se ha esforzado en defender la ley vigente, un estado de alarma que no contempla el confinamiento domiciliario y que fija una horquilla de entre las 23 y las 7 horas -con una hora para adelantarlo o retrasarlo- para el toque de queda nocturno. Frente a esto, hace semanas surgieron las voces en Castilla y León o en Andalucía sobre la conveniencia de permitirles decretar un nuevo confinamiento duro, que el Gobierno central rechazó de plano.

Algo similar ocurre ahora. Uno tras otro, hasta siete comunidades han reclamado al Gobierno que les permita adelantar a las 20 horas el toque de queda, empezando por Castilla y León, que este viernes aplicó de manera unilateral la medida, que ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo por el Ejecutivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento