Sevilla regulará las viviendas turísticas como los hoteles, pero sin carácter retroactivo

  • El Ayuntamiento quiere modificar el PGOU para que los pisos turísticos tengan uso terciario y no residencial. 
  • ​Actualmente hay en la capital cerca de 30.000 plazas en este tipo de alojamientos y casi 24.000 de hoteles. 
Turistas entrando en unos apartamentos turísticos del centro de Sevilla.
Turistas entrando en unos apartamentos turísticos del centro de Sevilla.
Archivo/B. R.

El Ayuntamiento de Sevilla sigue avanzando en el camino hacia la regulación del sector de las viviendas con fines turísticos, medida en la que lleva un tiempo trabajando y que ahora abordará con todos los sectores afectados antes de elevar al Pleno municipal de febrero la modificación de la normativa. Esto supondrá un cambio del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) diseñado para que las nuevas viviendas turísticas se regulen urbanísticamente como servicios terciarios de hospedaje y, por tanto, deban cumplir los mismos requisitos previstos en la norma para este tipo de establecimientos.

"Se trata de que se exijan en la ciudad los mismos requisitos a las viviendas con fines turísticos que a hoteles, pensiones, hostales y apartamentos turísticos. No es ninguna discriminación, la discriminación es lo que ocurre en estos momentos y por eso estamos actuando para su homologación. No podemos permanecer impasibles desde el punto de vista de la regulación", aseguró este lunes el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

En este sentido, el socialista desgranó la propuesta municipal, cuyo punto de partida es que los pisos turísticos no estén catalogados en el PGOU como uso residencial, sino como terciario, de forma que se establezcan requisitos y procedimientos similares a los de otros negocios en cuanto a las posibilidades de ubicación, las medidas que deben incluir y los trámites que deben realizar para su puesta en servicio.

Así se lo ha expuesto al presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia, Manuel Cornax, los primeros afectados en reunirse con el Consistorio –también lo harán los vecinos y las viviendas turísticas–, quien se mostró partidario de la regulación que propone el equipo de Gobierno local. "No se trata de excluir ni de impedir la actividad a nadie. Se trata de que quienes compiten en un mismo sector tengan las mismas condiciones y deban cumplir los mismos requisitos urbanísticos. Solo así, además, conseguiremos dar una imagen de Sevilla coherente para quienes vienen a visitarnos", manifestó el portavoz del sector hotelero.

Posible moratoria

El Ayuntamiento está ultimando los detalles de la regulación para su presentación ante el Consejo de la Gerencia y el Pleno, aunque sí está definido, tras consultar con los Servicios Jurídicos, que en ningún caso tendrá impacto para las viviendas con fines turísticos que ya se encuentran dadas de alta en el registro oficial de la Junta de Andalucía, ante la imposibilidad de que tenga efectos retroactivos. Por tanto, será una normativa de aplicación para todas las viviendas que se den de alta a partir de ahora, que tendrán que cumplir una serie de criterios y requisitos urbanísticos. El Ayuntamiento, además, no descarta imponer una moratoria hasta que la nueva regulación esté en vigor.

Según los datos del propio registro de Turismo de la Junta de Andalucía, la ciudad de Sevilla cuenta en estos momentos con 29.436 plazas ubicadas en viviendas turísticas, por otras 23.995 plazas en establecimientos hoteleros. Teniendo en cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), estas cifras suponen que el parque de viviendas turísticas se ha triplicado en los últimos cuatro años y que, incluso durante el pasado 2020, con el impacto sobre el sector de la pandemia del coronavirus, ha seguido aumentando.

En 2017, la capital hispalense tenía 21.898 plazas hoteleras y 10.801 plazas en viviendas turísticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento