Palestina
Manifestación de Al Fatah en Nablús, mientras sus dirigentes se reunen en Egipto con los de Hamás. REUTERS

Un dirigente de Al Fatah, Azzam al Ahmad, aseguró en El Cairo que Hamás y su grupo tienen "el deseo verdadero" de resolver las diferencias entre ellos de una manera tranquila y sin tensiones. Estas reuniones culminan las que se empezaron hace casi un mes cuando el alto el fuego en Gaza comenzó.

Exige a todas las fuerzas palestinas que pongan fin al estado de división

Según la agencia oficial de noticias egipcia MENA, Al Ahmad, uno de los miembros de la delegación de Al Fatah que se encuentra en la capital egipcia para reunirse con dirigentes de Hamás, hizo estas declaraciones tras un encuentro que mantuvieron ambos grupos, previo al diálogo de reconciliación palestino previsto para este jueves.

Al Ahmad, jefe del grupo parlamentario de Al Fatah en el Consejo Legislativo Palestino, calificó de "muy positivo" el ambiente en el que se han desarrollado en las últimas 48 horas dos reuniones entre las dos facciones rivales.

Para Al Ahmad, el continuo estancamiento del proceso de paz árabe-israelí y de la tregua en la franja de Gaza entre Israel y Hamás "exige a todas las fuerzas palestinas que pongan fin al estado de división".

Hamas y Al Fatah han expresado su deseo de resolver sus diferencias
Por su parte, el embajador palestino en Egipto, Nabil Amro, reiteró en declaraciones a los periodistas que la difícil situación en la que vive el pueblo palestino en Gaza exige que todos los participantes en el diálogo de reconciliación salden las divergencias entre ellos, agregó MENA.

"Necesitamos un acuerdo inmediato y esperamos que se logre este jueves", añadió Amro.

En las reuniones de ayer miércoles, participaron, por parte de Hamás, el "número dos" de ese movimiento, Musa Abu Marzuk, mientras que la delegación de Al Fatah estuvo encabezada por el ex primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, Ahmed Qurea.

Mediación egipcia

El diálogo entre los palestinos se hace con mediación egipcia, que lleva meses trabajando para intentar reconciliar a todos los grupos y superar, fundamentalmente, las fuertes divisiones que hay entre movimiento islamista y el grupo nacionalista.

Estas diferencias se agudizaron cuando Hamás expulsó por la fuerza de la franja de Gaza a seguidores de Al Fatah en junio del 2007, en unos combates que se saldaron con decenas de muertos y sembraron rencores entre ambos grupos que ahora se quieren superar.

No se puede aislar a Hamás

Por su parte, un grupo de personalidades que en algún momento han mediado en procesos de paz hicieron pública, ayer miércoles, su crítica a la política de aislamiento de Hamás, y han advertido de que la conciliación entre israelíes y palestinos no será posible hasta que se incluya a los fundamentalistas en el diálogo.

La política de aislar a Hamas no puede traer estabilidad

El llamamiento, publicado como una carta abierta en The Times y Der Spiegel, coincide con la visita a Oriente Medio de los jefes de la diplomacia europea, Javier Solana, y estadounidense, George Mitchell, para ayudar a restablecer el proceso de paz.

Entre los firmantes figuran el ex ministro israelí de Asuntos Exteriores Shlomo Ben-Ami, que jugó un papel clave en las negociaciones de Camp David con los palestinos; el ex alto representante para Bosnia, Paddy Ashdown, y el antiguo coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Álvaro de Soto.

Su tesis es que la reciente guerra en Gaza "demuestra que la política de aislar a Hamás no puede traer estabilidad" y es necesaria una nueva estrategia.