Rodrigo Rato: "Cuando la política se estropea, lo demás también"

  • El exministro de Economía y expresidente del FMI cumple fuera de prisión parte de su condena por las 'tarjetas black'.
El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, abandona la prisión madrileña de Soto del Real, tras dos años de condena por el caso de las tarjetas black. Rato obtuvo este jueves el tercer grado y deberá cumplir el resto de pena mediante control telemático.
El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, abandona la prisión madrileña de Soto del Real.

El exministro de Economía, expresidente del FMI y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha ofrecido este domingo su primera entrevista tras su entrada en prisión por el caso de las 'tarjetas black' y su absolución por el caso Bankia. 

Rato, en la entrevista publicada por La Razón, ha hablado sobre la situación política y económica, sobre todo tras ser golpeada por la pandemia de coronavirus.

Preguntado sobre cuál es el peor peligro al que se enfrenta España, si el económico, el social o el territorial, Rato responde: "Se van entrelazando. En un país, cuando la política se estropea, lo demás, también".

El exministro, que está cumpliendo lo que le queda de condena ya fuera de prisión, fue muy parco a la hora de hablar sobre política. Preguntado por el proyecto de Pablo Casado al frente del PP, se limita a contestar: "Desde 2014 no pertenezco a ningún partido". Sobre el futuro de Santiago Abascal, dice: "Parece que tiene votos".

Más expresivo se muestra hablando de economía. "Con un alto desempleo estructural, parece que en torno al 14%, y un crecimiento potencial del 1%, la vida puede ser difícil. Depende de nosotros. El BCE y la Comisión nos dan un tiempo precioso. Es asunto nuestro aprovecharlo", asegura.

Sobre la vuelta a la normalidad tras la pandemia, Rato dice: "La normalidad en la vida social es el requisito para la recuperación económica, pero hay pérdidas de riqueza y deudas, que ya se han producido, que resultan en un empobrecimiento real como herencia de 2020."

"Ya somos más pobres. España tardó hasta 2019 en recuperar los niveles de 2008. En 2020 hemos perdido el 14% sobre ese nivel, con una recuperación entre el 5% y el 7% en 2021. En términos de deuda pública, en el periodo entre 2008 a 2020 ha aumentado 80 puntos del PIB. Sin un aumento significativo de nuestro crecimiento potencial no superaremos esta situación", añade Rato.

El exministro se explica: "No superar es no salir del bache. Los niveles de deuda pública, de desempleo estructural y bajos niveles de productividad son nuestras principales debilidades para aumentar el crecimiento potencial".

Sobre las ideologías de las soluciones económicas, Rato reflexiona: "Las ideologías existen y la realidad, también. Llevamos muchos años de experiencia para saber lo que funciona y lo que no funciona. Controlar el precio de los alquileres lo aplicó Franco durante 40 años, Boyer lo liberalizó en 1982. Tenemos experiencia en eficacia de muchas medidas. No podemos partir de cero con cada mayoría parlamentaria".

Acerca de la intervención pública en la economía, Rodrigo Rato afirma: "Si más intervención se hace a costa de desincentivar la inversión y la contratación privadas será un desastre. Una cosa es que el gasto publico aumente ante una caída profunda del PIB, otra, un modelo basado primordialmente en el gasto público en un Estado con un 120% de deuda, solo sostenible por la voluntad del BCE que, no nos engañemos, endurecerá su política. El balance del BCE es propiedad de todos los países euro. Pensar que se mantendrá sine die una compra masiva de deuda de algunos países me parece irreal. Cuanta más deuda nos compren, menos autonomía tenemos".

Fusión Caixa-Bankia

Sobre la fusión entre La Caixa y Bankia, Rodrigo Rato dice lo siguiente: "(la fusión es) inevitable ante la incapacidad de Bankia de generar beneficios acordes con su tamaño, pese a las cuantiosas ayudas recibidas, algunas duplicadas. La Caixa ha hecho un gran negocio haciéndose con el exceso de capital de Bankia y la utilización de su fondo de comercio negativo para financiar sus ajustes".

Además, recuerda por qué no se produjo cuanto él estaba al frente: "Se incumplieron los acuerdos firmados por los negociadores. Guindos era muy partidario. Supongo que BMN (Banco Mare Nostrum) pesaba".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento