Barcelona regulará el flujo de peatones del Portal de l'Àngel esta Navidad en caso de riesgo de aglomeraciones

Colas en la calle Pelai de Barcelona para acceder a las tiendas.
Colas en la calle Pelai de Barcelona para acceder a las tiendas.
ACN

El Pla de Nadal del Ayuntamiento de Barcelona prevé que se regule el flujo de personas que transiten por el Portal de l'Àngel, el epicentro comercial del centro de la ciudad, durante las fiestas de Navidad, con el objetivo de que no se repitan las aglomeraciones del pasado puente. La Urbana cuenta con un dispositivo que  restringirá, en caso de gran afluencia de viandantes, su circulación a un único sentido, de montaña a mar, tanto si los paseantes se incorporan a la vía como si salen de un comercio en el momento de la limitación.

El operativo contará con 308 agentes activos por toda la ciudad y prohibirá, en caso de activarse el flujo único de personas en el Portal de l'Àngel, el acceso a esta vía comercial desde la Plaça Nova y desde la Plaza de la Cucurulla. Convertirá también en una calle de sentido único la de Portaferrissa, de Besòs a Llobregat. El personal de seguridad privada de los comercios colaborará con los agentes, según han consensuado ambas partes previamente. 

Por el momento no se ha puesto en marcha este dispositivo, tampoco durante el pasado puente, y está previsto dentro de un Pla de Nadal que se alargará hasta el próximo 10 de enero y que también contempla una especial vigilancia de movilidad y seguridad en los principales ejes comerciales de cada distrito. La Policia de Barri de la Urbana estará especialmente vigilante para prevenir los hurtos y robos. Habrá un refuerzo nocturno de las patrullas, con un dispositivo específico de control de fiestas ilegales en pisos y locales y de consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública. 

Barcelona ya avisó del riesgo de "aglomeraciones" en el centro

El regidor de Seguretat del ayuntamiento, Albert Batlle, ha opinado que las aglomeraciones del pasado puente en el centro de Barcelona son "una situación felizmente irrepetible" durante los próximos días, debido a que "la congestión estuvo muy concentrada en el centro por parte de personas que venían de la región metropolitana". 

Y ha indicado que Barcelona "ya avisó" de este peligro a la Generalitat, "por los límites tan estrechos" del confinamiento de fin de semana municipal y "por la situación complicada generada por el cierre de los grandes ejes comerciales del entorno metropolitano". 

Petición al Procicat de pasar a un confinamiento metropolitano

Por eso, Batlle ha aprovechado la comparecencia de este jueves para anunciar que pedirán esta tarde a Salut y al Procicat de la Generalitat "que se amplíe el confinamiento municipal al área metropolitana de Barcelona" durante estas fiestas "y que "se garantice la apertura de las grandes superficies comerciales" para ayudar a un "Nadal seguro".

"Necesitamos liberar espacio público", ha indicado, explicando que Barcelona, con una población de 1.636.000 habitantes y 100 kilómetros cuadrados de superficie, tiene una densidad de 16.157 habitantes por kilómetro cuadrado, solo comparable a nivel estatal con Madrid, con 3.266.000 ciudadanos repartidos por una superficie mucho mayor, de 604 kilómetros cuadrados. Esto provoca que la densidad de Madrid, 5.403 residentes por kilómetro cuadrado, sea "una tercera parte de la de Barcelona".

El consistorio barcelonés sostiene que, si se amplía el perímetro de confinamiento al área metropolitana, se aplicaría sobre 636 kilómetros cuadrados de superficie, "casi idéntica a la de Madrid", y con una densidad también equiparable de 5.093 habitantes por kilómetro cuadrado. 

El teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, también ha apoyado este jueves la ampliación del perímetro de confinamiento en fin de semana y la reapertura de los centros comerciales: "La ciudad es muy densa y esto puede provocar aglomeraciones que no convienen a nadie".

"Esperamos que la Generalitat adopte estas medidas propuestas", ha afirmado Collboni desde la Rambla, donde ha participado en la presentación de una campaña para alentar que los ciudadanos locales visiten más esta arteria y, en general, el centro.

Priorizar moverse en transporte público y a pie 

Batlle ha hecho un llamamiento ciudadano a disminuir el uso del transporte privado para trasladarse al centro y optar por la red de bus y de metro y por los desplazamientos a pie. 

Los autobuses urbanos de TMB harán la última salida del servicio del día 24 de diciembre, vigilia de Navidad, a las 22.00 horas desde sus respectivas paradas de origen. Ese día, el servicio de metro finalizará a las 23 horas. La noche del 31 de diciembre el metro funcionará hasta las 01.30 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento