La nave ocupada incendiada en Badalona llevaba varios años acumulando quejas y conflictos con la mayoría de los vecinos

Imagen que muestra el tejado hundido de la nave industrial abandonada que ha sufrido un incendio en Badalona.
Imagen que muestra el tejado hundido de la nave industrial que ha sufrido un incendio en Badalona.
BOMBERS

La nave incendiada la madrugada de este jueves en el barrio del Gorg de Badalona acogía a más de 100 ocupas que llevaban viviendo allí desde hacía más de 12 de años. Pero nunca antes había traído problemas. Los conflictos empezaron hace pocos años, cuando empezaron a llegar más habitantes al recinto.

Es a partir de ese momento que los vecinos alegan que los robos y el tráfico de drogas pasaron a estar a la orden del día. La tensión aumentó este verano, cuando los badaloneses aseguraron que los conflictos eran diarios y que eso les generaba una sensación de inseguridad a la hora de salir a la calle.

Ante esta situación límite, se movilizaron para denunciar los actos delictivos que se llevaban a cabo dentro del local y el incivismo que traía a la zona.

Tras reclamar una actuación inmediata por parte de las administraciones, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, se posicionaba el pasado mes de julio al lado de aquellos que pedían la expulsión de los ocupas y se comprometía con una respuesta "a la altura de las circunstancias" en cuanto tuvieran un apoyo legal "ajustado y concretado".

Por su parte, los propios ocupantes de la nave de la calle Guifré de Badalona, la mayoría de ellos de origen senegalés y gambiano, se alejaban de todas las acusaciones vecinales de venta de droga y robos y se defendían alegando que ellos solamente se dedicaban a recoger chatarra y venderla a empresas de la zona por unos euros. En un hábitat de pobreza, pedían a las instituciones que se regularizara su situación

A pesar de ello, las peleas se siguieron sucediendo en las calles de la ciudad y Albiol decidió acudir a hablar personalmente con los habitantes de la nave el pasado 4 de agosto. Allí los acusó de ser los culpables de los problemas de convivencia en el barrio: "¿Me vais a negar a mí que aquí cada dos por tres hay peleas y broncas?", les recriminó el alcalde. "Yo lo que no quiero es delincuencia, peleas y broncas en la zona", sentenció.

En los intentos del alcalde por relajar la tensión en el Gorg, el gobierno municipal diseñó un operativo junto a los Mossos d'Esquadra, la Guardia Urbana y la Policía Nacional alrededor de la finca ocupada. Las continuadas intervenciones y el aparente control de la zona parecieron apaciguar los ánimos de los vecinos hasta el día de hoy, en el que ha sucedido la tragedia y que ya ha dejado al menos 2 víctimas mortales y 19 heridos

Uno de los testigos que presenció cómo se originaba el fuego en el interior del local, ha apuntado en declaraciones a Efe que las llamas se iniciaron en la habitación de uno de sus compañeros, que tenía una vela encendida e hizo que el fuego se propagara al resto del recinto.

La Asociación de Vecinos de Gorg-Mar de Badalona ha lamentado lo ocurrido a través de un comunicado pero ha señalado que era una situación que ya auguraban desde hacía años. A su vez, han manifestado que sienten impotencia ante la "falta de una respuesta 100% eficaz" por parte de todos los gobiernos municipales que han pasado por la alcaldía a lo largo de estos más de 12 años.

Más allá de la nave que ha ardido esta madrugada, desde la asociación vecinal avisan que esa no es la única ocupada que hay en Badalona. Según han apuntado, en la callé Porgrés hay otras dos "en una situación peligrosamente similar a la de la nave que se acaba de quemar", por lo que ha hecho un llamamiento para "poner solución a los problemas antes de que vuelva a suceder una tragedia".

Asentamientos irregulares en Barcelona

Badalona es una de las muchas ciudades en las que existen asentamientos de este tipo, y es que en Barcelona el gobierno municipal tiene identificados 70 asentamientos irregulares en los que viven alrededor de 400 personas. Así lo ha dicho este jueves en rueda de prensa el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Albert Batlle, que ha aclarado que no tienen constancia de que estos lugares sean "como el de Badalona"

De hecho, más de la mitad de los residentes en asentamientos irregulares de Barcelona están ubicados en Sant Martí. Se trata de un total de 225 personas hacinadas en 39 distintas naves abandonadas y solares sin edificar en el barrio del 22@ y de Provençals de Poblenou. 

Aunque las cifras han bajado desde el año 2018, cuando se contabilizaron 481 personas viviendo en 79 asentamientos irregulares, actualmente se tiene constancia de 37 menores en edad escolar viviendo en estos espacios en Sant Martí. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento