Madrid, Barcelona, Andalucía... ¿qué Comunidades Autónomas pagan más impuestos y cuáles menos?

Suben los impuestos en España: ¿En qué país de la UE se pagan más tributos?
Madrid, Andalucía y Murcia tienen los impuestos más bajos.
LA INFORMACIÓN

El preacuerdo alcanzado la semana pasada entre el Gobierno central y ERC para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha devuelto a la actualidad el debate sobre la armonización fiscal en España y la reforma de determinados impuestos para establecer los tipos máximos o mínimos, ante las diferencias existentes entre los tributos que se pagan en cada comunidad.

Cada año, el Registro de Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (CGE) realiza un informe en el que compara los tributos en las diferentes Comunidades Autónomas para anunciar en qué regiones se pagan más y menos impuestos. 

En este sentido, los impuestos que pagues serán diferentes dependiendo de la zona en la que residas y, aunque la fiscalidad corresponde al Gobierno central, muchas competencias se han delegado a las CCAA. 

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

De esta manera, el Panomara de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2020 revela que la Comunidad de Madrid y Murcia son las regiones que presentan unos impuestos más bajos, mientras que Asturias, Cataluña, Extremadura y Comunidad Valenciana son las que tienen los tributos más elevados. Por otro lado, el informe también destaca el incremento generalizado de los impuestos en comunidades como Canarias, Cataluña o La Rioja. 

Respecto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se trata de uno de los mayores tributos recaudados por el Estado y está parcialmente cedido a las CCAA. Se divide en tramos, por lo que el IRPF está compuesto por el tipo estatal y por un tramo autonómico que aplica cada comunidad. El primero es el mismo para todos los ciudadanos y ciudadanas, mientras que el segundo lo define cada autonomía.

Así, las comunidades con tipos mínimos más bajos son Canarias, Madrid y La Rioja, con un 9% que deja un 18,5% agregado. Por otro lado, las regiones con un tipo superior al estatal son Murcia (19,3% agregado), Aragón, Asturias y Comunidad Valenciana (19,5% agregado) y Cataluña (21,5% agregado). En cuanto a los tipos máximos, Madrid tiene el más bajo con un 43,5% agregado y La Rioja el más elevado con un 49,5%. En el País Vasco los tipos oscilan entre el 23 y el 49% y en Navarra, entre el 13 y el 52%.

Por tanto, un contribuyente soltero, de menos de 65 años, sin hijos a cargo y con rentas inferiores a 16.000 euros pagaría más por este impuesto en País Vasco, mientras que donde menos tendría que abonar sería en Madrid y La Rioja.

Impuesto sobre el Patrimonio 

En el caso de este impuesto, la diferencia a registrar alcanza los 418.000 euros en el tributo que tendría que pagar un contribuyente con 15 millones de patrimonio en Extremadura, comunidad con el tipo más alto, y Madrid, donde no se paga por este impuesto.

Se trata de una tributación delegada a las comunidades por parte del Estado central y, por tanto, el importe a pagar variará en función de la región en la que se resida. En términos generales, tiene un mínimo exento de 700.000 euros salvo en Aragón, que es de 400.000 euros; en Cataluña y Extremadura, que es de 500.000 euros, y en la Comunidad de Valencia, que es de 600.000 euros.

Por defecto se aplica la tarifa estatal que cuenta con ocho tramos y tipos que van desde el 0,2 al 2,5 por 100, salvo en algunas regiones que han establecido una propia diferente como Andalucía, Cantabria, Asturias, Baleares, Extremadura, Cataluña, Murcia o la Comunidad Valenciana. La comunidad donde se paga más por este tributo es Extremadura con un tipo del 3,75%. En cambio, Madrid lo bonifica al 100% y La Rioja al 75%.

Por su parte, en País Vasco el impuesto sobre la riqueza o patrimonio varía por provincias, con un tipo máximo del 2,5%, mientras que en Navarra el máximo se sitúa en un 2%.

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

En lo que respecta a Sucesiones y Donaciones, se trata de uno de los tributos que más debate genera en la sociedad y a nivel político por la disparidad entre comunidades. Según el Consejo General de Economistas, los cónyuges, descendientes y ascendientes prácticamente no pagan el Impuesto de Sucesiones en Andalucía, Cantabria, Extremadura, Madrid y Murcia, así como en los territorios forales del País Vasco.

La situación varía en el resto de regiones, con tipos bajos e incluso cero para determinados umbrales, bonificaciones y tipos máximos muy diferentes, como el 18% de Galicia o el 36,5% de Asturias. También las donaciones tributan de manera diferente, con bonificaciones del 100% en Cantabria o del 99% en Andalucía, Madrid y Murcia, mientras las tarifas en Cataluña y Galicia van del 5 al 9%.

De esta manera, la región con un tributo más elevado en el Impuesto de Sucesiones es Asturias. Por ejemplo, un contribuyente soltero, menor de 30 años, que hereda bienes de su padre por valor de 800.000 euros no pagaría nada por este tributo en Andalucía, Galicia o Cantabria, mientras que en Asturias tendría que pagar 103.135 euros. 

Por otro lado, Castilla y León y Extremadura son las comunidades donde se paga el Impuesto de Donaciones más elevado. Si en el caso anterior fuera una donación, el contribuyente tendría que abonar más de 200.000 euros en ambas regiones, mientras que en Cantabria no tendría que pagar nada y en Madrid apenas tendría que abonar 2.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento