La isla paradisiaca de Providencia, en Colombia, arrasada por el huracán Iota

Calles inundadas en Cartagena de Indias, Colombia, tras el paso del huracán Iota.
Calles inundadas en Cartagena de Indias, Colombia, tras el paso del huracán Iota.
RICARDO MALDONADO ROZO / EFE

La isla caribeña de Providencia, que forma parte del archipiélago de San Andrés, en Colombia, fue arrasada por el paso del huracán Iota, de categoría 5, que hasta el momento deja una persona muerta, mientras las autoridades seguían este lunes por la noche esperando mejores condiciones climáticas para poder llegar a ese territorio.

Tras unas 14 horas de incertidumbre en las que no hubo información sobre lo que ocurrió en Providencia, golpeada de frente por Iota durante la madrugada, y donde las comunicaciones se cortaron a las 3.00 h (8.00 GMT), el presidente colombiano, Iván Duque, afirmó al atardecer que había logrado comunicarse con el alcalde, Jorge Norberto Gari Hooker.

"Hay una afectación máxima de infraestructura; estamos hablando de un deterioro de cerca del 98% de la infraestructura de la isla de Providencia", dijo el mandatario.

Según Duque, el parte del alcalde de Providencia señala que "solamente se ha registrado hasta ahora una pérdida de vida humana", mientras en que en San Andrés no hay de momento registro de muertos por el huracán.

De las condiciones de los cerca de 5.000 habitantes de Providencia no se sabía mucho este lunes, e incluso el presidente Duque advirtió de que los datos que le suministró el alcalde son preliminares.

Por ello, las autoridades pretenden llegar este martes hasta allí con barcos de la Armada o por vía aérea para atender la emergencia y así tener un panorama más claro de los estragos causados por el primer huracán de categoría 5 que azota Colombia desde que existen registros oficiales.

"Esta es una afectación grande y somos conscientes de que por primera vez en la historia de nuestro país vemos un huracán de categoría 5 golpear nuestro territorio", aseguró Duque.

El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina es el único departamento insular del país y su economía se basa en el turismo.

Una isla paradisiaca

Con una superficie de 17 kilómetros cuadrados, Providencia es una isla paradisíaca de aguas de color azul turquesa, situada 90 kilómetros al noreste de San Andrés.

La población es mayoritariamente raizal, una cultura que tiene influencia británica, española y francesa y que habla su propio idioma, el creole, muy similar al inglés.

Providencia está comunicada con la isla de Santa Catalina, también golpeada por Iota, por el Puente de los Enamorados, una construcción de madera pintada de colores vivos, de unos 180 metros de largo, que atraviesa el canal Aury.

La preocupación por lo que podía ocurrir allí la manifestó desde temprano el gobernador de San Andrés, Everth Hawkins, quien publicó en las redes sociales: "Mi agonía es grande por mi familia y todos nuestros providencianos".

"El archipiélago se encuentra sin energía eléctrica, Providencia sin comunicación total, sin VHF marino, celular, teléfonos satelitales y aguantando el incremento (de) la potencia y la fuerza del huracán que ya es categoría 5", escribió en otro mensaje publicado por la mañana, cuando no se sabía nada de la situación de la isla.

Inundaciones y destrucción

Sobre San Andrés, habitada por más de 43.000 personas y que está sin energía eléctrica, las autoridades aún no habían dado un parte sobre heridos y daños, pero en las redes sociales los isleños publicaron fotos sobre los estragos causados por Iota.

La pista del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés, principal punto de conexión del archipiélago con la Colombia continental, y cerrado desde el fin de semana, está inundada, mientras que en otras zonas de la isla hay decenas de árboles caídos, casas sin techo y postes de electricidad en el suelo.

Para atender la emergencia en el archipiélago, las autoridades transportan desde Bogotá 10.000 kits de alimentos, otros 10.000 de aseo y una cifra similar de paquetes de cocina, así como 5.000 toldillos, 5.000 hamacas y 5.000 sábanas, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo (UNGRD).

Emergencia en Cartagena de Indias

La emergencia en Cartagena de Indias tampoco había terminado este lunes y la marejada producto del paso del huracán Iota inundó barrios aledaños a las playas de la ciudad, que desde la semana pasada sufre los rigores del fenómeno meteorológico.

La Dirección General Maritima (Dimar) señaló que el nivel habitual del mar en frente de la ciudad se ha elevado unos 60 centímetros con lo que casi todas las calles de los barrios turísticos de Bocagrande, Castillogrande y el Laguito permanecen inundadas y el tráfico se encuentra colapsado.

Evacuados en Cartagena de Indias (Colombia) por las inundaciones causadas por el huracán Iota.
Evacuados en Cartagena de Indias (Colombia) por las inundaciones causadas por el huracán Iota.
RICARDO MALDONADO ROZO / EFE

El paso de Iota por el Caribe colombiano ha dejado más de 160.000 personas con sus viviendas afectadas o sin condiciones para ser utilizadas, y por esa razón el presidente Duque se trasladó esta tarde a esa ciudad desde donde dio el primer parte de la situación en Providencia. 

Rumbo a Nicaragua

El poderoso huracán Iota se aproximaba con vientos máximos sostenidos de 260 kilómetros por hora a la costa noreste de Nicaragua, donde se esperaba que tocase tierra este lunes por la noche con vientos devastadores, "lluvias torrenciales" y produzca una subida de la marea de entre cuatro y seis metros.

En su boletín de las 21.00 GMT, el Centro Nacional de Huracanes de ese país indicó que Iota se ubica a 90 kilómetros al este-sureste de Puerto Cabezas, en Nicaragua, y a 165 kilómetros al sur-sureste de Cabo de Gracias, en la frontera de Nicaragua con Honduras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento