Madrid levanta las restricciones a 10 zonas básicas que han reducido la incidencia de la Covid más de un 50%

Mapa de restricciones en Madrid.
Mapa de restricciones en Madrid.
CARLOS GÁMEZ

La Comunidad de Madrid encara en la segunda quincena de noviembre encadenando siete semanas de descenso en las cifras de casos de Covid-19 diagnosticados y con un recorte de hasta el 66% de la incidencia del virus con respecto a la peor semana de la segunda ola, que se registró a finales del pasado septiembre. Esto también ha provocado que las hospitalizaciones hayan caído un 33% desde el pico máximo de la segunda ola hasta los 2.529 pacientes ingresados, 428 de ellos UCI.

Además, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, aseguró que ninguna zona básica de la Comunidad de Madrid, de las casi 300 que hay establecidas, supera en este momento la incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

A la luz de estos datos, los técnicos de la Consejería de Sanidad decidieron levantar, desde este lunes, las restricciones en una decena de zonas básicas de salud en las que habían observado una caída de los positivos superior al 50% en las últimas tres semanas y una evolución futura descendente.

Mapa de restricciones en Madrid.
Mapa de restricciones en Madrid.
CARLOS GÁMEZ

Las áreas que finalizan este lunes las limitaciones de movilidad y actividad están situadas mayoritariamente en la capital. Son El Espinillo, San Andrés y San Cristóbal, en el distrito de Villaverde; Rafael Alberti y Peña Prieta, en el de Puente de Vallecas; y Vinateros-Torito, en Moratalaz. El resto de barrios que ponen punto y final a las restricciones son la zona de Brújula y Las Fronteras, en Torrejón de Ardoz; San Blas en Parla; y la localidad de Guadarrama al completo.

Tras el levantamiento de las limitaciones en las citadas áreas de salud, en la Comunidad quedan más de 20 barrios con la prohibición generalizada de entrada y salida sin causa justificada, así como con aforos y horarios limitados. Las mismas restricciones se repiten en la decena de municipios que siguen cerrados perimetralmente. 

La vigencia de las medidas se mantiene hasta el 22 de noviembre, aunque el viernes, como es habitual, Sanidad analizará la evolución epidemiológica y anunciará nuevas decisiones.

A finales de la semana que viene también tendrá que estudiar el mantenimiento del toque de queda, de 0.00 a 6.00, que está ayudando a disminuir la movilidad nocturna y las reuniones sociales en viviendas. Las posibles restricciones para el puente de diciembre, así como las medidas que regirán durante la Navidad, tendrán que esperar algo más de tiempo para ser abordadas por los técnicos madrileños.

Así lo reiteró este viernes el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero. El también responsable de Plan Covid-19 aseguró que comprende la necesidad de parte de la sociedad por conocer con antelación la regulación, pero al mismo tiempo defendió que la mejor manera de actuar es ir viendo la evolución de los contagios cada semana para que las medidas a implantar se ajusten a la situación sanitaria.

"En función de cómo evolucione Madrid veremos exactamente qué medidas hay que tomar (...) vamos a ir partido a partido, semana a semana. De ahí no nos vamos a mover", aseveró el viceconsejero.

El doctor Zapatero volvió a defender que el plan de Madrid contra el virus –que se apoya, esencialmente, sobre confinamientos por zonas básicas de salud y realización de test masivos de antígenos en las zonas con mayores incidencias– ha ayudado a aplanar la curva de infecciones por Covid-19 en la región y lo seguirá haciendo.

"Son medidas que han valido para Madrid, que es una comunidad que tiene unas características especiales", señaló Zapatero, pero añadió que la voluntad de la sanidad madrileña no era dar "ninguna lección a nadie". Esto fue una referencia velada al agrio desencuentro que mantuvieron el Gobierno regional y el central por este asunto hace semanas.

Como ejemplo de la eficacia de la estrategia madrileña, el viceconsejero de Sanidad puso a la zona de Usera. Este distrito madrileño fue uno de los puntos "con mayor nivel de transmisión en los meses de agosto y septiembre", recordó Zapatero, y actualmente registra una incidencia acumulada a 14 días de 189 casos por cada 100.000 habitantes.

Pese a la mejoría de la situaicón sanitaria en la región constatada por la Consejería de Sanidad, el viceconsejero reiteró que el virus sigue entre nosotros y causando infecciones, ingresos en los hospitales y muertes. Por ello, Antonio Zapatero pidió a los ciudadanos que siguieran siendo responsables, cautelosos y prudentes y recomendó reducir, al mínimo imprescindible, el número de desplazamientos.

"No nos relajemos, no vayamos a lanzar las campanas al vuelo (...) no podemos levantar el pide del freno porque podríamos llegar a una situación de mayor complicación", apostilló el viceconsejero.

Más de una veintena de áreas con restricciones y municipios confinados

Se mantienen las limitaciones en el resto de zonas básicas y municipios con medidas, que afectan a más de una veintena de áreas básicas y a varias localidades. La vigencia de las restricciones en estos puntos de la región se extiende hasta el 22 de noviembre.

En la capital se mantienen con restricciones las zonas de Núñez Morgado en el distrito de Chamartín; Guzmán el Bueno, en Chamberí; Entrevías, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaira, y Numancia, en Puente de Vallecas; Daroca, en Ciudad Lineal; Pavones y Vandel, en Moratalaz; Puerta del Ángel, en Latina; Virgen de Begoña, en el distrito de Fuencarral y Mercedes y Villamil, en el de Tetuán.

En otros municipios de la Comunidad, las áreas afectadas son San Juan de la Cruz, en Pozuelo de Alarcón; Pintores, en Parla; y Colmenar Viejo Norte, en Colmenar Viejo. 

Siguen cerrados perimetralmente Majadahonda, Collado Villalba, Morata de Tajuña, Chinchón, Villaconejos, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, Moralzarzal, Alpedrete, Galapagar, El Boalo, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento