Dos de los acusados por los atentados de La Rambla niegan que formaran parte de una célula terrorista y el tercero muestra "arrepentimiento"

Los acusados Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said Ben Iazza durante el juicio en su contra este martes en la Audiencia Nacional, donde ha comenzado el juicio por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona).
Los acusados Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said Ben Iazza durante el juicio en su contra este martes en la Audiencia Nacional, donde ha comenzado el juicio por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona).
EFE/ Fernando Villar POOL
Los acusados Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said Ben Iazza durante el juicio en su contra este martes en la Audiencia Nacional, donde ha comenzado el juicio por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona). EFE/ Fernando Villar POOL

La Audiencia Nacional ha comenzado este martes a juzgar a los tres acusados de formar parte de la célula yihadista que atentó en Cataluña el 17 de agosto de 2017 y que dejó 16 fallecidos y 140 heridos en las calles de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Los tres acusados sólo han respondido a las preguntas de sus abogados. Driss Oukabir y Said Ben Iazza han negado formar parte de la célula terrorista y Mohamed Houli Chemlal ha mostrado su "voluntad de colaborar" y su "arrepentimiento".

La sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares albergará la veintena de sesiones previstas de este juicio que se celebrará más de tres años después del atentado y que se alargará hasta diciembre.

La Fiscalía solicita penas que van desde los ocho a los 41 años por delitos entre los que no se incluye el de asesinato. Considera los acusados no participaron directamente en los atentados aunque pertenecieran a la célula yihadista responsable de los mismos, un criterio que discrepa con el de las acusaciones populares. Los autores materiales o fueron abatidos por la policía o murieron en la explosión de la casa de Alcanar.

Mohamed Houli Chemlal

Mohamed Houli Chemlal se ha negado a declarar  este martes durante el juicio y se ha ratificado "en todas las declaraciones" hechas anteriormente. "Siempre que se me ha pedido declarar lo he hecho", ha dicho y ha recordado que declaró voluntariamente en una ocasión y que "siempre" ha mostrado su "voluntad de colaborar" y su "arrepentimiento".

La Fiscalía ha afirmado que Houli se contradijo en las declaraciones y como prueba ha hecho reproducir varios vídeos del chalet de Alcanar donde se le ve preparando explosivos.

Con estos vídeos la Fiscalía ha querido probar que Houli formaba parte de la célula terrorista de jóvenes de Ripoll articulada alrededor del imán Abdelbaki Es Satty y que participó activamente en la planificación de los atentados y en el traslado de los materiales explosivos a la finca de la urbanización Montecarlo de Alcanar Playa.

Según la Fiscalía, Houli habría participado en la elaboración, fabricación y secado de las sustancias explosivas y en la confección de los artefactos, incluido el cinturón-bomba, siguiendo las indicaciones de Es Satty. En los vídeos se ha visto como Houli grabó a Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Younes Abouyaqoub mientras hacían los explosivos y mientras realizaban proclamas de su militancia al salafismo combatiente. Houli también fue grabado en la habitación donde secaban las sustancias exclamando: "Si Dios quiere esto, nos abrirá las puertas del jardín, del paraíso".

También se ha exhibido la declaración previa de Houli, donde explica que le hicieron decir y hacer las cosas que se ven en el vídeo. "No estoy a favor de lo que hacían", indica. "Yo no pienso así, no era yo mismo", expone. Añade que seguía el juego al resto "para pasar desapercibido entre ellos" porque considera que lo podrían haber matado "en cualquier momento". En el vídeo también dice que le decían lo que tenía que decir a la cámara.

La defensa ha hecho varias preguntas al acusado, que sólo ha respondido afirmativamente con un monosílabo, sin añadir nada más. Ha ratificado que se prestó a colaborar con agentes de seguridad de la prisión y que está arrepentido. También ha dicho que "sí" cuando la abogada le ha preguntado si su arrepentimiento es sincero.

Cuando el juez ha reclamado a la abogada que dejara de hacer preguntas que incluían la respuesta, el acusado ha dicho que ya no quería declarar más. Después ha intentado reproducir el vídeo con algunas declaraciones anteriores como había hecho la Fiscalía, pero el juez no se lo ha permitido.

Mohamed Houli, al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
Mohamed Houli, al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
EFE Pool

Driss Oukabir

Driss Oukabir, el segundo principal acusado, ha asegurado este martes durante el juicio que él no formaba parte de la célula yihadista de Ripoll y que desconocía sus planes, aunque su hermano pequeño fue uno de los que murieron en Cambrils.

Oukabir, en respuesta a su defensa, ha dicho que él no era nada creyente ni practicante del Islam, no iba nunca a la mezquita y no conocía al imán, Abdelbaki Es Satty, el supuesto cerebro de los atentados. De hecho, ha dicho que contravenía muchos de los preceptos musulmanes, ya que bebía alcohol, tomaba drogas como cocaína, hachís y marihuana, iba de fiesta y también con prostitutas.

Ha explicado que él no se relacionaba con los jóvenes de la célula porque eran más jóvenes que él, algunos menores de edad o rondando los 20 años, y él tenía 28. Además, había perdido el contacto habitual con su hermano, que le insistía para rezar e ir a la mezquita. También ha dicho que desconocía la existencia del chalet de Alcanar, aunque un testigo protegido dijo que sí había estado allí. También ha asegurado que, cuando su hermano y Younes Abouyaaqoub le pidieron que les acompañara a alquilar una furgoneta, no sabía muy bien para qué la querían.

En julio de 2017, antes de los atentados, Oukabir tuvo una fuerte discusión con su pareja y le impuso una orden de alejamiento. Por ello, ha dicho, se marchó a Marruecos a casa de sus tíos, pero no para "adoctrinar a", como dice la Fiscalía. Volvió el 13 de agosto porque la juez que llevaba el caso de la agresión a su pareja le advirtió que si no se presentaba en el juzgado emitiría una orden de detención. Además, tenía una vista judicial aquellos días, además de una entrevista de trabajo.

Oukabir también ha acusado a los investigadores de "manipular" algunas de sus conversaciones por teléfono, ya que, según él, faltan frases y se han añadido algunas falsas.

Driss Oukabir al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
Driss Oukabir al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
EFE Pool

Said Ben Iazza

Ben Iazza sólo ha respondido a su defensa este martes en el juicio y ha asegurado que él desconocía que los jóvenes marroquíes de Ripoll que cometieron los atentados querían su vehículo para transportar precursores de explosivos.

Ha explicado que conocía a dos de los jóvenes terroristas como clientes de la carnicería de Vinaròs donde trabajaba con sus tíos. Le dijeron que querían comprar productos de limpieza en un pueblo cerca de Tortosa y luego revenderlos.

Con respuestas muy breves, Ben Iazza ha dicho que los jóvenes nunca le dijeron que preparaban explosivos o un atentado terrorista en Barcelona, que no habló nunca de religión, que nunca tuvo ningún tipo de contacto con el imán de Ripoll Abdelbaki se-Satty, y que no fue nunca en Alcanar, donde estaba el chalet para preparar las bombas.

Said Ben Iazza al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
Said Ben Iazza al inicio del juicio sobre los atentados de Barcelona y Cambrils. (10/11/2020)
Pool EFE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento