Madrid anunciará este viernes nuevas restricciones para "hacer de noviembre un mes todavía más seguro"

El vicepresidente Ignacio Aguado y la presidenta Isabel Díaz Ayuso, este jueves, en la Asamblea.
El vicepresidente Ignacio Aguado y la presidenta Isabel Díaz Ayuso, este jueves, en la Asamblea.
Eduardo Parra/ EP

Este viernes vuelve a ser un día clave en la estrategia epidemiológica de la Comunidad de Madrid. La Consejería de Sanidad ultima una serie de restricciones que serán anunciadas en la antesala del puente de La Almudena,en el que la región permanecerá cerrada perimetralmente. El objetivo es, según ha señalado la presidenta Isabel Díaz Ayuso este jueves en la Asamblea, "hacer de noviembre un mes todavía más seguro".

Las restricciones irán en la línea de las que ya se están aplicando en la región, las limitaciones de movilidad y actividad por zonas básicas de salud, que en numerosas ocasiones han sido tildadas por el Gobierno regional de "quirúrgicas".

Actualmente, en la Comunidad tienen restricciones 35 áreas sanitarias. El grueso de ellas, 32, expiran a las 0.00 horas del próximo lunes, tras cumplirse el plazo de 14 días naturales para el que fueron dictadas. Las tres restantes aún tienen una semana extra de vigencia.

El departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero tiene que decidir si amplía las medidas en esas 32 zonas próximas a cumplir su periodo de restricciones, y también podría adoptar las mismas limitaciones en otros puntos de la región en los que detecte alta transmisión del coronavirus en los últimos días. 

Prórroga del toque de queda 

Sobre la mesa de Sanidad también está la configuración del toque de queda desde el 9 de noviembre. Ese día decae el actual estado de alarma y, con él, la actual restricción nocturna de movimientos. Desde el 10 de noviembre, son las comunidades autónomas las que tienen que regular esta medida

Desde la consejería de Ruiz Escudero han señalado que esta medida continuará más allá del 9 de noviembre. En la Comunidad se considera que esta restricción ha dado buenos resultados en la contención de la pandemia y por ello apuestan por prorrogarla. Otros gobiernos autonómicos también han tomado la misma decisión.

Otra de las cuestiones por resolver es el cierre perimetral de la región hasta finales de noviembre que ha propuesto el vicepresidente Ignacio Aguado. Este miércoles, en el Consejo de Gobierno, trasladó el planteamiento al resto de consejeros y a la presidenta, a la que le corresponde tomar esta medida

Sobre la mesa, la propuesta de Aguado de cerrar la región un mes

De momento, parece que el PP no es partidario de esta opción de cierre prolongado: su apuesta es implementar restricciones por el tiempo imprescindible. De ahí que el cierre perimetral que han adoptado otras comunidades en Madrid se haya aplicado por días no consecutivos, en los puentes de Todos los Santos y La Almudena. 

El PP también se opone al confinamiento domiciliario del que no se ha dejado de hablar en los últimos días. En este caso también Cs coincide en el rechazo. 

Este jueves, la presidenta Díaz Ayuso ha hecho hincapié en que el confinamiento "dispara" las depresiones y también "afecta" sobremanera a los niños con dificultades, como los que tienen síndrome de Down o autismo, y "desorienta" a los mayores. Además, "impacta" en las economías más vulnerables.

"No queremos ni cerrar la actividad, ni confinar a la gente. Tenemos que luchar contra el virus. No se trata de abrir-cerrar, abrir-cerrar sino de tener medidas intermedias. No podemos despedir camareros, dependientes... Los comerciantes y autónomos pagan locales, pagan empresas", ha remarcado.

Díaz Ayuso ha insistido en que van a intentar apostar por un "término medio" y "aguantar con el esfuerzo de todo para que pronto lleguen las Navidades", con el objetivo de que mejore la economía mientras la curva baja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento