La Policía disuelve una protesta violenta en Sevilla contra el toque de queda

Calles vacías en Sevilla durante el confinamiento nocturno implantado tras decretar el Gobierno el estado de alarma, en el marco de la lucha contra la pandemia de COVID-19.
Calles vacías en Sevilla durante el confinamiento nocturno implantado tras decretar el Gobierno el estado de alarma, en el marco de la lucha contra la pandemia de COVID-19.
JOSÉ MANUEL VIDAL / EFE

Agentes de la Policía Local y la Policía Nacional disolvieron este martes por la noche en la barriada de Pino Montano de Sevilla una protesta violenta contra el estado de alarma y el toque de queda implantados en el marco de la lucha contra la pandemia de COVID-19.

Fuentes policiales informaron a Efe de que la concentración había sido convocada a través de redes sociales, aunque inicialmente se indicaba que se trataba de una protesta pacífica.

Las protestas se iniciaron poco antes de las 23.00 horas en la calle Cortijo de las Casillas, donde los concentrados, en torno al centenar de personas, cruzaron dos contenedores y una moto en la calle para cortar el paso, mientras gritaban consignas como "Libertad" o "Tenemos derecho a estar en la calle". Según informó Europa Press, algunos manifestantes prendieron fuego a los contenedores y lanzaron petardos y piedras.

Fuentes policiales indicaron que sobre las 22.30 horas empezaron a registrarse numerosas llamadas de vecinos alertando de los incidentes. Se trataba de unas cien personas, jóvenes en su mayoría, que protestaban contra la implantación del toque de queda.

La Policía disolvió la protesta, que acabó sobre las 23.30 h, sin que este martes por la noche hubiese trascendido si se habían producido detenciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento