¿Cómo elegir la mejor bombilla LED? Estas son las claves según la OCU

Bombilla LED.
Bombilla LED.
BOMBILLA LED - Archivo

Una de las estrategias para ahorrar en la factura de la luz es utilizar bombillas LED en el hogar, ya que gastan menos energía y contribuyen a un consumo responsable con el medio ambiente. De hecho, las bombillas halógenas no se pueden fabricar ni vender desde el septiembre de 2018, al entrar en vigor la normativa de la Unión Europea que tenía como objetivo favorecer el uso de tecnologías más eficientes y sostenibles con el planeta. 

¿Cuáles son sus ventajas? En primer lugar, el consumo energético en el hogar es de hasta 10 veces menos, son más resistentes, no proyectan calor y el encendido es automático. Para saber qué tipo de bombilla LED es la más adecuada hay que tener en cuenta varios aspectos importantes. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una guía de compra con las claves para acertar en la elección de este tipo de bombillas.

Potencia y luminosidad

La potencia es el primer aspecto en el que debemos fijarnos, por lo que hay que considerar el tamaño del espacio y el uso que se hace del mismo. En los últimos análisis realizados por la OCU han comprobado que "un foco led puede llegar a proporcionar hasta 13 veces más luz que un foco halógeno básico (230 V)". Esto  quiere decir que, a nivel general, "una bombilla LED de 3W es equivalente a una lámpara halógena de aproximadamente 25W".

En este sentido, ¿qué intensidad lumínica necesitamos? La emisión de luminosidad se mide en lúmenes y cuanto más tenga, "más luz te dará". Por ello, para la cocina es aconsejable utilizar una bombilla LED de 300 lux, mientras que en el baño la ilumincación general tendría que ser de 200 lux y en el dormitorio de 100 a 200 lux, según la organización.

Calidez y tipo de conexión

Otro aspecto a tener en cuenta es la calidez y la temperatura. La luz puede tener una tonalidad más amarilla o blanca, y cada una es adecuada para un espacio determinado. "El color se mide por su temperatura; cuanto más baja sea, más amarilla y más cálida será la luz; cuanto más alta, más blanca, más fría", añaden.

  • 2100K: bombillas LED que simulan a las antiguas.
  • 2700K: luz cálida.
  • 3000K: luz cálida.
  • 4000K: luz blanca neutra.
  • 6000K: luz fría.
  • 6500K: luz muy fría

Uno de los elementos más importantes para elegir la bombilla es el tipo de casquillo, esto es, que la conexión "sea la adecuada para la lámpara o el sitio donde la vayas a poner". Por esta razón, la OCU realiza la siguiente clasificación:

  • E27: rosca gorda.
  • E14: rosca fina. 
  • GU10: tipo foco.
  • GU5.3: tipo foco. 

Tipo de ángulo y capacidad para reproducir los colores

¿Cuál quieres que sea el alcance de la luz? El ángulo es el indicador de la apertura del haz de luz y, "cuanto menor sea, más concentrada es la luz y cuando mayor, más dispersa". Con este indicador podremos comprobar cuánta superficie va a iluminar la bombilla dependiendo de la altura a la que la coloquemos. 

Por otro lado, tendremos que tener en cuenta el Índice de Reproducción Cromática (IRC), "una medida cuantitativa de la capacidad de una luz para reproducir fielmente los colores de los objetos en comparación con la luz natural". Este elemento no viene indicado en el envase, pero es realmente importante para que los colores se reproduzcan de forma eficiente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento