Consejos para ahorrar energía con el frigorífico

Es un electrodoméstico imprescindible de nuestro hogar, pero al tener que estar encendido las 24 horas del día consume muchísimo, de hecho un 18% del total de un hogar. Es muy útil comprar uno de potencia regulable que aunque sea más caro termina permitiendo ahorrar más.
Consume más del 30% de la energía del hogar.
FRIDGECAM

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más energía consume en el hogar, lo que repercute directamente en la subida de la factura de la luz cada mes. De hecho, tal y como señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), este aparato gasta un 31% del total del consumo energético. 

Pero, ¿cómo podemos ahorrar luz utilizando la nevera? La OCU ofrece unas medidas básicas y sencillas para que nuestro consumo se reduzca contribuyendo, además, a la sostenibilidad del medio ambiente.

Comprueba que está lejos de una fuente de calor

¿Dónde tienes colocado el frigorífico? ¿Está cerca de otros electrodomésticos? Una de las claves principales es instalarlo de forma correcta para ahorrar energía. "No lo instales cerca de una fuente de calor como un radiador, un horno, una cocina elétrica o en un lugar soleado", destaca la organización. De esta manera estarías gastando más energía para mantener la temperatura idónea en el interior. 

El segundo paso es comprobar que alrededor del electrodoméstico circula aire suficiente, por lo que hay que evitar colocarlo pegado a la pared. ¿La temperatura influye en el consumo? No se recomienda poner el selector de temperatura a un nivel demasiado bajo. "Una temperatura interior de 5º C en el frigorífico y de -18ºC en el congelador es más que suficiente para conservar la mayoría de los alimentos".

Mantener una correcta limpieza y descongelar de forma regular

A la hora de limpiar la cocina, no debes olvidarte de pasar la aspiradora por detrás de la nevera para retirar el polvo acumulado, ya que su rendimiento podría verse perjudicado. Además, "es importante que el intercambio de calor con el ambiente sea el correcto"

En este sentido, tienes que descongelar de vez en cuando ya que "tres milímetros de escarcha en las paredes del congelador aumentan el consumo un 30%". Y no te olvides de retirar los alimentos, limpiarlo y apagarlo cada vez que estés de vacaciones.

Colocar de manera adecuada los alimentos

¿Sabías que la forma de colocar los productos en el frigorífico puede hacer que gastes más o menos energía? Para ello, tienes que utilizar de manera adecuada los distintos compartimentos sin llegar a comprimir los alimentos.

"Recuerda reservar los cajones especiales de 0ºC para los alimentos que más frío necesitan, como el pescado o la carne fresca" y evita meter la comida que esté todavía caliente en la nevera o congelador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento