Plantas de interior con flor, indispensables para decorar el salón

Anthurium.
Anthurium.
Wikipedia / Fanghong

Las plantas se utilizan frecuentemente como un elemento de decoración, ya que otorgan al hogar elegancia, vitalidad y, sobre todo, luminosidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta los cuidados básicos de cada planta, ya que no todas son iguales. 

Las plantas de interior son más delicadas a los cambios de temperatura y suelen requerir más atenciones en cuanto a la cantidad de riego, la luz que necesitan para crecer o la poda. 

Además, aunque la mayoría de personas al hablar de plantas de interior piensa en ejemplares con grandes hojas verdes, algunas plantas de interior presentan diversos colores y formas en forma de flores, que van a aportar un gran colorido a las estancias de la casa. 

Algunos ejemplos de plantas de interior con flor, según la selección de Verdecora, son los siguientes: 

  • Anthurium rojo: debe estar en un sitio con mucha luz, pero sin que le dé directamente la luz solar. En verano, hay que regarla 3 veces a la semana y, en invierno, reducir a 1 vez por semana. 
  • Spathiphyllum: se adapta incluso a los interiores que tienen poca luz, pero prefiere los luminosos, sobre todo para la floración.
  • Begonia elatior: hay que ubicarla en un sitio luminoso de la casa, pero sin que le dé la luz directa y mantener el sustrato húmedo constantemente, pero no encharcado. 
  • Violeta africana: hay que regarla cuando se seque el sustrato y también necesita luminosidad.
  • Azucena: hay que regarla 2 veces o 3 veces por semana, según la dosis, y aumentando el riego cuando florecen.
  • Gardenia: necesita una zona luminosa, pero sin estar bajo la luz intensa del sol. El sustrato ha de estar siempre húmedo. 
Ver esta publicación en Instagram

Adoro esas flores #florazucena

Una publicación compartida de Adry HB (@licadrianahb) el

Mostrar comentarios

Códigos Descuento