Huelga de dos días en la educación pública catalana: los sindicatos reclaman más seguridad frente al Covid

Cartel con la convocatoria de la huelga del 9 y 15 de octubre en la educación pública catalana.
Cartel con la convocatoria de la huelga del 9 y 15 de octubre en la educación pública catalana.
ACN

El Sindicat de Professors de Secundaria (SPS) y CGT Ensenyament han convocado una huelga en la educación pública catalana para los días 9 y 15 de octubre para "exigir al Departamento que invierta en los recursos necesarios para impartir la educación presencial sin poner en riesgo la salud de la comunidad educativa", han informado en un comunicado este viernes.

Los sindicatos piden que se reduzcan las ratios, con el consecuente incremento de la plantilla; dotar de personal sanitario a cada centro; sustituir a los trabajadores vulnerables, dotar a los centros de todo el material de protección necesario (mascarillas FFP2, pantallas faciales, gel hidroalcohólico y termómetros); incrementar los recursos para garantizar los protocolos de limpieza y desinfección, y un permiso retribuido no recuperable para los trabajadores con menores a su cargo en situación de espera de resultado de PCR o en cuarentena. 

Clases con más de 25 alumnos

CGT asegura que "el Departamento ha ignorado conscientemente la existencia de la Covid en la confección de las plantillas para ahorrarse contrataciones con vacante de todo el curso" y apuntan que en muchos centros "hemos tenido que comenzar con 25 o más alumnos en primaria y con 30 o más en secundaria", algo que dificulta cumplir con la distancia de seguridad que reclama la administración.

Por otro lado, denuncian que en aquellos centros donde sí se ha podido reducir la ratio a 20 alumnos existe una "falta de incremento de plantillas", que habría provocado "desmontar desdoblamientos, refuerzos y, en definitiva, los ya insuficientes recursos de atención a la diversidad y a las necesidades educativas especiales". 

Los sindicatos también reprochan el "desconcierto y desbordamiento" que provoca el Departamento de Educación en los equipos directivos y docentes, a causa de "los cambios constantes de criterios" que dificultan la organización de los centros. 

"Menosprecio" hacia los docentes

A parte, CGT y SPS considera que existe un "menosprecio" que pone en riesgo la salud de los trabajadores: "A día de hoy, se obliga a ir a los centros a personas vulnerables mientras otros siguen en el paro esperando un nombramiento", aseveran. 

En este sentido, también reprochan que las oposiciones para el profesorado puestas en marcha en plena pandemia tendrían que haberse aplazado, como ya ha ocurrido en otros territorios. "Este proceso genera una gran concentración de personas que se prohíben en otros contextos", apunta la nota.

A raíz de esta situación, los sindicatos argumentan que "más vale parar los centros haciendo dos huelgas o las que hagan falta, que no tener que sufrir las consecuencias de no hacerlo durante todo el curso". Estas consecuencias, concluyen, serán "en forma de carencias educativas y aumento de la segregación" o "en forma de enfermedades de trabajadores, alumnos o familias por no haber dispuesto de los medios necesarios para evitarlo". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento