Salvador Illa avanza que dos fabricantes españoles participarán en la producción de dos vacunas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece ante la Comisión de Sanidad este 23/09.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece ante la Comisión de Sanidad este 23/09.
CHEMA MOYA / EFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado este miércoles que dos laboratorios españoles formarán parte del proceso de fabricación de al menos dos vacunas. Se trata de la planta Rovi Farma, en Madrid (para la vacuna que desarrolla la compañía Moderna) y el segundo con el grupo biofarmacéutico español Zendal (para la vacuna de Novavax).

En cuanto al suministro de vacunas, Illa ha dicho que Sanidad y comunidades trabajan ya en los diferentes escenarios tanto epidemiológicos como de disponibilidad de vacunas, con lo que se está perfilando la estrategia de vacunación del Covid" , que "será secuencial a medida que haya disponibilidad"

Esto quiere decir, ha explicado, que "se irán priorizando progresivamente" los colectivos que, por tener mayor riesgo asociado a la enfermedad, se vacunarán antes. "Es importante tener presente que el acceso general a la vacuna llevará un tiempo a partir de la disponibilidad de las primeras dosis. Por ello, aunque se irá vacunando a los colectivos priorizados de forma progresiva, como sociedad tenemos aún por delante un periodo de convivencia con el virus cuando lleguen las primeras vacunas", ha aseverado.

La segunda ola es de "menor intensidad"

Por otro lado, el ministro ha apuntado que la segunda ola de la pandemia de coronavirus es "claramente" distinta a la primera porque es "de menor intensidad" y su velocidad de crecimiento "es más lenta" aunque también ha dicho que hay que estar preparados para todos los escenarios.

En este punto, ha indicado, por ejemplo que la capacidad de detección ha mejorado "sustancialmente" y si en la primera ola se detectaban uno de cada diez casos, ahora la cifra es de seis o siete de cada diez.

También es diferente cualitativamente, ha subrayado el ministro, porque gracias a la búsqueda activa la mediana de edad es de 35 años, cuatro de cada diez son asintomáticos y la letalidad es inferior al 1%, en comparación al 12% que se registró en la primera ola.

"La situación actual es diferente a la de hace cuatro meses", ha destacado Illa, que ha añadido que esto no quiere decir que se deba bajar la guardia porque el coronavirus sigue siendo "muy peligroso" y, además, como la situación epidemiológica es "dinámica y cambiante, debemos estar preparados para todos los escenarios".

Madrid, la que más preocupa

Tras esta aclaración, el ministro ha comenzado su exposición sobre la situación del coronavirus en España, donde la transmisión ha aumentado pero no en todos los territorios, de hecho, algunos en los que durante el verano registraron un repunte, ahora se encuentran en descenso o "en meseta", según sus palabras.

Ha reiterado que en estos momentos la Comunidad de Madrid es la que más preocupa y ha recordado las medidas acordadas con el ejecutivo madrileño para tratar de frenar el aumento de casos en este territorio, que acumula un tercio de los totales registrados en el país.

Tras repasar todas las medidas que ha tomado el Ejecutivo en los últimos meses para tratar de frenar al virus, ha reiterado que una de las fortalezas del sistema es el papel "fundamental" que tienen las comunidades autónomas en la gestión del mismo y se ha mostrado convencido que la cohesión, la unidad y la coordinación son el camino para doblegar esta segunda curva.

La app rastreo, disponible en 16 CCAA

Illa también ha dicho que la aplicación para detectar contactos de casos, la Radar COVID, está operativa en 16 comunidades autónomas y en Melilla, y cuenta con 4,3 millones de descargas.

Además, ha apuntado que 13 comunidades y las dos ciudades autónomas han solicitado un total de 1.638 rastreadores del Ejército que ya han sido asignados y que se van incorporando progresivamente, estando ya en el terreno casi el 30%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento