Javier Moreno (PSOE): "España ha demostrado en esta crisis ser un actor esencial en la escena europea"

  • El presidente de la delegación socialista en el Parlamento Europeo analiza el papel de la UE.
El presidente de la delegación del PSOE en el Parlamento Europeo, Javier Moreno.
El presidente de la delegación del PSOE en el Parlamento Europeo, Javier Moreno.
Laurie DIEFFEMBACQ

El presidente de la Delegación del PSOE en el Parlamento Europeo, Javier Moreno, analiza, en conversación con 20minutos, los retos de la UE de cara al futuro justo el mismo día que se celebra el debate sobre el estado de la Unión. Valora positivamente el papel de España e incide en apuntar a los retos que ya se había marcado la UE antes de la pandemia.

¿Qué lecciones ha aprendido la UE con la pandemia?

Creo que todos, las instituciones, los Gobiernos y las personas hemos aprendido y nos hemos transformado con esta experiencia, que sin duda, marcará un hito en nuestra memoria personal y en nuestra historia común. Hemos aprendido que tenemos que estar unidos y ser más fuertes y más resilientes, es decir, tenemos que superar las debilidades estructurales de nuestros sistemas productivo, social y sanitario, para ser capaces de afrontar situaciones inesperadas y adaptarnos a ellas. Por eso, necesitamos emprender reformas e inversiones que aborden nuestras debilidades y nos hagan menos dependientes del exterior. Debemos mejorar nuestros sistemas sanitarios, fortalecer los sistemas públicos y cuidar y valorar el capital humano; debemos coordinarnos mejor, e invertir en investigación y en ciencia.

Pero por encima de todo, esta pandemia nos ha demostrado una vez más, por si a alguien le quedaba alguna duda, hasta qué punto necesitamos a la Unión Europea, y por qué debemos trabajar para que sea más fuerte y esté más unida. La Unión Europea ha vivido ya varias crisis, quizás esta es la mayor, pero es también la mayor oportunidad para transformar nuestra sociedad. No debemos dejarla pasar.

¿En qué aspectos o medidas se deben centrar los fondos de recuperación de la UE?

Los fondos de recuperación deben servirnos, por un lado, para avanzar en los objetivos que nos habíamos marcado ya antes de la pandemia y, por otro, para preparar el camino de la siguiente generación, de modo que no se convierta en la “generación del confinamiento” y se vea permanentemente afectada por el impacto de la covid-19.

Con estos nuevos fondos, tenemos una oportunidad de oro para emprender la transición ecológica, con los objetivos del Pacto Verde Europeo, el impulso de las energías limpias y la reducción de emisiones; y también en la transformación digital, que permita el teletrabajo y la educación a distancia y no genere nuevas desigualdades entre territorios. Además, es urgente que avancemos en la Europa social. Si no actuamos con decisión en este sentido, la crisis sanitaria se convertirá en una crisis social de consecuencias impredecibles. Por tanto, necesitamos una estrategia contra la pobreza, que garantice una vida digna para todos los niños y niñas, que ofrezca oportunidades a la juventud y que actúe contra la precariedad, con un salario mínimo europeo. Y por supuesto, necesitamos avanzar en la agenda feminista, que desarrolle la Estrategia de Igualdad de Género y cierre, de una vez por todas, la brecha entre hombres y mujeres.

¿Cómo queda la posición de España en la Unión después de todo?

España ha demostrado en esta crisis ser un actor esencial en la escena europea. Desde los primeros momentos de la pandemia, el presidente Pedro Sánchez ha ejercido un papel de liderazgo que nos ha llevado a una decisión histórica en el proceso de integración europeo, como ha sido la aprobación de un programa masivo de inversión, el Plan Marshall -que el presidente del Gobierno fue el primero en formular- y una emisión de deuda común, que supone un salto cualitativo en la historia de la UE. 

Pero no es solo que España formulara la propuesta, sino que ha sido capaz de sacarla adelante a pesar de la oposición de algunos Gobiernos europeos, que no lo pusieron precisamente fácil. Por tanto, creo que la acción del Gobierno ha demostrado que España es un país que cuenta en Europa, y es un país que cuenta con Europa, es decir, que ha tenido la visión de defender que de esta crisis solo podemos salir juntos y unidos, y ha tenido la capacidad de convencer al resto de los socios europeos.

Más allá de la covid-19, ¿qué retos se le presentan a la UE en el corto, medio y largo plazo?

Además de la pandemia, ahora mismo tenemos una cuestión acuciante, que es la situación posbrexit, que estará sobre la mesa durante los próximos meses y a la que debemos hacer frente de manera prioritaria. Y también a corto plazo se tiene que producir la reforma de la PAC, que es fundamental para nuestro país.

> Y por supuesto, tenemos todo el plan de recuperación, con los objetivos que he señalado antes, transición digital y ecológica, pilar social, cohesión y agenda feminista. Pero además, hay otras cuestiones que tenemos que abordar cuanto antes de forma decidida, como son la aprobación de un sistema común de asilo y la defensa efectiva del Estado de Derecho. Europa no es solo un club económico. Europa es un sistema de valores comunes que defiende la democracia, la solidaridad y la dignidad humana, y eso también es urgente y prioritario.

Por otra parte, la covid ha demostrado la necesidad de poner en marcha una Unión Europea de la Salud, con estándares comunes para los europeos y europeas, que sea capaz de coordinar mejor nuestra respuesta a crisis como la que vivimos. Esa es una tarea que debemos abordar a medio plazo, y que nos debe preparar para hacer frente a problemas futuros.

"La covid ha demostrado la necesidad de poner en marcha una Unión Europea de la Salud, con estándares comunes para los europeos y europeas"

 Necesitamos también avanzar en una unión fiscal y en un sistema de nuevos recursos propios para el presupuesto de la UE, en el que los gigantes tecnológicos, las grandes multinacionales y las empresas más contaminantes contribuyan al bien común, igual que lo hacen el resto de las empresas y los trabajadores. Es una cuestión de justicia, y también una cuestión práctica. Necesitamos más recursos porque no se puede hacer más con menos, y todos debemos contribuir a hacer la Europa que queremos.

También tenemos por delante una tarea fundamental, que es poner al día la arquitectura institucional de la Unión Europea, para evitar, como ha ocurrido en los últimos tiempos, que las decisiones -y los vetos- se adopten por un acuerdo entre Gobiernos, y se bloqueen los avances que demanda la ciudadanía. Debemos avanzar en el método comunitario, para que la toma de decisiones sea más eficaz y democrática, y con mayor control del Parlamento Europeo, que representa la voluntad de los europeos y europeas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento