El Govern intenta confinar Lleida por decreto ley para sortear el veto judicial

Quim Torra, acompañado del vicepresidente Pere Aragonés (c), y el resro de consellers.
Quim Torra, acompañado del vicepresidente Pere Aragonés (c), y el resro de consellers.
QUIQUE GARCÍA / EFE
Quim Torra, acompañado del vicepresidente Pere Aragonés (c), y el resro de consellers. QUIQUE GARCÍA / EFE

El Gobierno de Cataluña aprobó este lunes por la noche, en reunión extraordinaria, un decreto ley que permite a la autoridad sanitaria, en caso de pandemia, imponer restricciones a la actividad o al desplazamiento de personas.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, reunió este lunes por la tarde a su Govern para aprobar este decreto ley, con el fin de habilitar el confinamiento de Lleida y de otros siete municipios de la comarca de El Segrià, y eludir así el veto de la juez, que había impedido confinar esa zona al considerarla una medida "desproporcionada" e "indiscriminada".

Finalmente, el Govern aprobó el decreto ley de modificación de la ley 18/2009 sobre salud pública y de medidas urgentes frente al riesgo de brotes de coronavirus.

El decreto ley, según informó la Generalitat en un comunicado, "faculta a la autoridad sanitaria para que, en situaciones de pandemia o epidemia declaradas por las autoridades competentes, pueda adoptar medidas de limitación a la actividad, el desplazamiento de las personas y la prestación de servicios en determinados ámbitos territoriales".

Para adoptar estas restricciones, será necesario emitir un informe por parte de las autoridades sanitarias que tendrá por objeto acreditar la situación actual de riesgo de contagio, la situación de control de la pandemia y la suficiencia de las medidas.

Máximo de 15 días

La resolución que se emita deberá indicar expresamente la existencia o no del mantenimiento de los servicios esenciales y especificará la duración de las medidas, que "en principio no ha de ser superior a 15 días", excepto si se justifica un plazo superior.

Con este decreto ley, el Govern pretende reforzar la seguridad jurídica de las decisiones que tome en casos como el confinamiento de la zona de Lleida, pese a que, según indica, ni en el confinamiento de la Conca d'Òdena ni en "otros supuestos de comunidades autónomas del Estado que han tomado medidas similares ningún juez lo ha requerido".

"Incluso en Galicia y el País Vasco se han restringido derechos fundamentales, como el derecho de sufragio, sin que ningún juez haya dictado que para hacer esto se necesita declarar de nuevo el estado de alarma", alega la Generalitat.

Este martes, el Govern dictará una resolución con medidas específicas para la comarca leridana del Segrià y se pedirá de nuevo autorización judicial al juzgado de lo contencioso administrativo de Lleida para dar protección legal a las medidas adoptadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento