El Govern endurece el confinamiento en la Conca d'Òdena por su tasa de mortalidad sin precedentes, con 41 fallecidos

  • Se pasa al confinamiento total en Fase II y se amplía 15 días más con la única excepción de servicios esenciales. 
  • De los 306 casos positivos, 140 son de profesionales sanitarios. 
  • El Hospital de Bellvitge pasará a codirigir el de Igualada. 
Un sanitario descansa en el exterior del Hospital de Igualada.
Un sanitario descansa en el exterior del Hospital de Igualada.
EFE/Susanna Sáez

Las medidas de confinamiento en la Conca d´Ódena se endurecerán a partir de este miércoles por parte del Govern, que ha firmado una resolución para pasar a toda esta zona de Cataluña a la Fase II de Confinamiento. Esto significa que el encierro perimetral pasa a ser total (con la única excepción de las personas que presten servicios esenciales). Se quieren eliminar los desplazamientos por motivos laborales. El Ejecutivo español tendrá que validar y autorizar este confinamiento. 

El primero se decretó el pasado 13 de marzo, días antes del decreto de confinamiento a nivel estatal, y desde este miércoles se amplía 15 días más, ha indicado en rueda de prensa el conseller de Interior, Miquel Buch, acompañado de la consellera de Salut, Alba Vergés. 

El Ejecutivo español tendrá que validar 
y autorizar este confinamiento

Tasa de mortalidad más elevada que en Lombardía

Esta decisión se toma ante la alta mortalidad que se está registrando desde que se detectó un virulento brote de coronavirus en el Hospital de Igualada, y que es de 63,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes en este área. 

La media catalana es de 6,9 muertos por cada 100.000 habitantes, la estatal de 7,4 y la de la Comunidad de Madrid de 27,9. Esta tasa supera en la cuenca la de Lombardía, la zona de Italia más sacudida por la pandemia, que registra 41,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes. 

Sin desplazamientos laborales no esenciales

"Es una cifra muy preocupante", ha declarado Buch, que ha justificado la fase I de confinamiento como la manera de no propagar el virus fuera de este punto del territorio catalán y la II como la de evitar los contagios entre las personas que se encuentran en estas poblaciones. 

La diferencia entre fases es "un incremento de la confinación de los habitantes de estos cuatro municipios". Ahora el objetivo es que la población no tenga movilidad fuera de su domicilio y "afectaría especialmente a los movimientos laborales", han explicado los responsables del ejecutivo catalán, "al ser la actividad que más se sigue produciendo entre estas cuatro localidades". 

La tasa de mortalidad en los cuatro pueblos confinados es de 63,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes

"Hemos tomado medidas complicadas y drásticas pero las creemos necesarias para poder contener esta epidemia", ha añadido Vergés. 

De los 306 casos de personas que han dado positivo en todo el ámbito perimetrado de Ódena, 140 son profesionales sanitarios del Hospital de Igualada.  Se han producido un total de 41 defunciones confirmadas por coronavirus. 

Este punto preocupa sobremanera a los responsables de la Generalitat que han tomado la decisión de que, desde ahora, el Hospital de Bellvitge codirija el Hospital de Igualada. Ya se encuentran activas las 180 camas para derivar a pacientes de Igualada al Hospital General de Catalunya. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento