Descubren un cementerio milenario con más de 150 cuerpos de niños con monedas en la boca

  • En Polonia se han hallado más de 150 cuerpos de los cuales entre el 70% y el 80% son niños.
  • ​Los hallazgos realizados por los arqueólogos determinan que los cuerpos fueron enterrados entre 1587 y 1632.
Los cuerpos aparecieron en las obras de construcción de una carretera
Los cuerpos aparecieron en las obras de construcción de una carretera
Arkadia Firma Archeologiczna

Muchas son las imágenes que intentan explicar el paso hacia la muerte: la luz al final del túnel, la parca que viene en tu busca cuando llega la hora o el mito de Hades y Perséfone.

Entre todas ellas, quizás una de las que más ha calado en el imaginario común ha sido la de Caronte, un barquero que transportaba almas desde el mundo de los vivos al mundo de los muertos por el río Aqueronte. Para que tu alma pudiese pasar al más allá, Caronte exigía el pago de un óbolo -moneda- a cambio del viaje. 

Esta fábula no ha llegado a nuestros días solo por los textos griegos de la época. En cementerios de culturas griegas, romanas o incluso cristianas se han encontrado cuerpos enterrados con monedas en pago a Caronte. 

Cementerio de niños en Polonia

En el este de Polonia, varios arqueólogoshan encontrado un cementerio del s.XVI. En el mismo se han hallado más de 150 cuerpos de los cuales entre el 70% y el 80% son niños. La mayoría de los cuerpos llevan en la boca una moneda u óbolo de Caronte. 

El cementerio se ha descubierto durante las obras de construcción de la carretera S19 en Jeżowe, provincia de Podkarpackie. La carretera quiere unir los estados bálticos con el este de Europa. Los vecinos de la zona llevan tiempo oponiéndose a las obras porque según las tradiciones del pueblo allí existía un cementerio de niños

Calavera del cementerio con óbolo de Caronte en la boca
Calavera del cementerio con óbolo de Caronte en la boca
Arkadia Firma Archeologiczna

Los hallazgos realizados por los arqueólogos determinan que los cuerpos fueron enterrados entre 1587 y 1632. Las monedas encontradas en la boca de los cadáveres son de Segismundo III y su hijo Juan II Casimiro. 

Dado que los restos encontrados portan una única moneda por cuerpo, se cree que se trataba de un pueblo bastante pobre. Sin embargo, el estado de conservación del cementerio es excelente por lo que estaba bastante cuidado. Es posible que se deba a que el cementerio pertenecía a una Iglesia Católica. 

Tras la exhumación y estudio de los cadáveres, se procederá a darles sepultura en un panteón local

Mostrar comentarios

Códigos Descuento