La Selectividad 2020 se prepara con un entorno "amable", más de 2.500 docentes voluntarios y protocolo de seguridad

Un entorno "amable y conocido" por el alumnado, la colaboración de más de 2.500 docentes voluntarios, además de los integrantes de los tribunales, y un protocolo de seguridad para controlar accesos y evitar aglomeraciones son algunas de las 'recetas' para que las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) de 2020 se desarrollen "con la mayor normalidad posible dentro de la situación de excepcionalidad" provocada por la pandemia de la Covid-19.
Asistentes sentados en pupitres del IES Benlliure para realizar un simulacro de las Pruebas de Acceso a la Universidad –PAU-, que tendrán lugar del 7 al 9 de julio, en Valencia, Comunidad Valenciana (España), a 30 de junio de 2020.
Asistentes sentados en pupitres del IES Benlliure para realizar un simulacro de las Pruebas de Acceso a la Universidad –PAU-, que tendrán lugar del 7 al 9 de julio, en Valencia, Comunidad Valenciana (España), a 30 de junio de 2020.
Enrique Palomares - Europa Press

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha asistido este martes a un simulacro de las PAU en el IES Benlliure de València.

En esta ocasión, un total de 23.979 estudiantes matriculados en Bachillerato y ciclos formativos se presentarán en la Comunitat Valenciana a las PAU ordinarias del curso 2019-2020, que tendrán lugar los próximo días 7, 8 y 9 de julio. Esta cifra supone un aumento significativo con respecto al curso anterior en 3.733 estudiantes, lo que representa un 18,4 por ciento más.

Debido a la crisis sanitaria, los exámenes no se celebrarán como es habitual en los campus universitarios, sino que los alumnos se repartirán entre 470 centros de Secundaria de toda la Comunitat. El objetivo, ha explicado Pascual, es que los estudiantes acudan a "un entorno conocido en el que puedan centrarse exclusivamente en lo que tienen que hacer ese día y realizar las pruebas con tranquilidad".

"Con la mayor normalidad posible dentro de la situación de excepcionalidad que estamos viviendo", ha apostillado la titular de Universidades, que ha subrayado la conveniencia de proporcionar protocolos e instrucciones sencillas.

En el simulacro -en el que han participado miembros de Protección Civil que han simulado ser estudiantes y un par de alumnos voluntarios-, se ha comprobado que funciona la impresión de las pruebas (que se realizarán en los propios centros; en el caso del Benlliure se han impreso una treintena de 50 segundos); y el control de acceso (los alumnos son citados de forma escalonada para evitar aglomeraciones en la entrada principal y la identificación se lleva a cabo en el aula donde se examinan).

Además, el mobiliario está dispuesto respetando el distanciamiento social -en el IES Benlliure, donde harán la Selectividad 160 jóvenes, habrá 15 alumnos por aula-; y la mascarilla será de uso obligatorio en el acceso, aunque los alumnos podrán hacer la prueba sin ella. No obstante, cuando hablen o realicen alguna interacción tendrán que volver a ponérsela.

La consellera Pascual ha recalcado que se van a adoptar "todas las medidas pautadas por la Conselleria de Sanidad en cuanto a control de acceso, higiene, separación y todos los aspectos necesarios para garantizar la seguridad de los estudiantes, los miembros de tribunal, el profesorado y el personal del centro".

Preguntada por si estos mismos criterios se seguirán en la convocatoria de septiembre, ha comentado que "en principio sí". "Pero ahora nos centramos en esta y, si hay algún tipo de cambio en septiembre, lo iremos adaptando", añade.

Asimismo, Carolina Pascual ha agradecido el esfuerzo a las conselleries de "Educación, Sanidad y Justicia a través de Emergencias", que, junto a su propio departamento, están trabajando en este "despliegue sin precedentes".

AGRADECIMIENTO

En este sentido, el director general de Centros Docentes, Ximo Carrión, ha trasladado el "agradecimiento al profesorado y las juntas directivas si los cuales no hubiera sido posible hacer todo esto". Ha informado de que, en total, más de 2.500 profesores que se han ofrecido voluntarios para colaborará en la vigilancia de las pruebas -mediante un formulario y, posteriormente se les ha adjudicado un centro-, además del personal que formará parte de los tribunales correctores.

Ha recordado que, debido a lo atípico del curso, hay más "flexibilidad" en los contenidos de las pruebas y que "lo más importante es que los alumnos puedan hacerlas en sus propios institutos, ya que conocen el centro y van directamente al aula, hay una diferencia importante respecto a si se hubiera dado mucha gente en una universidad sin saber dónde ir".

Por su parte, el director del IES Benlliure, Josep Cuenca, ha detallado que en este instituto se comunicará con antelación a los alumnos por email el aula asignada, y se va a realizar una videoconferencia para acabar de explicarles el acceso y "tranquilizarlos en la medida de lo posible".

Ha reconocido que en la Selectividad los chavales "siempre están alterados, pero la ventaja, dentro de lo que cabe, es que, al ser en el centro, es un entorno que ellos conocen y así es más amable".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento