El plan económico y social de València contra la pandemia alcanza los 30 millones de euros

  • El Ayuntamiento presenta otra batería de modificaciones presupuestarias para combatir los efectos de la Covid-19.
  • Vivienda social, sector cultural y ayudas a la hostelería y al pequeño comercio copan las principales partidas.
El alcalde de València, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, este miércoles.
El alcalde de València, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, este miércoles.
Ayto. València

Las administraciones públicas están reconfigurando a marchas forzadas sus presupuestos para combatir los efectos económicos y sociales de la pandemia de Covid-19 en el marco de sus competencias. Es el caso del Ayuntamiento de València, cuyo Gobierno local va a llevar al pleno de la semana próxima una modificación de créditos en la que se incluyen nuevas partidas relacionadas directamente con las consecuencias de la epidemia por un importe de 10,93 millones de euros. De este modo, la cifra total destinada por el Consistorio a estas iniciativas hasta la fecha roza los 30 millones de euros (en concreto, 29,76 millones).

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, han detallado este miércoles las principales líneas de estos cambios en el presupuesto de 2020 para mantener, en palabras de este último, una acción municipal "sostenida" en la lucha contra los efectos socioeconómicos de la crisis sanitaria.

Estos cambios prevén inyectar un millón de euros para la compra de vivienda social pública que permita ampliar el parque municipal: "Es una necesidad imperiosa, puesto que no podemos permitir situaciones de infravivienda y de personas que buscan un hogar y no lo tienen", ha señalado Ribó. También se dedicarán 2,5 millones para el sector cultural, una línea de actuación nueva, que se dirigirá a reforzar al sector productivo cultural, empresas y profesionales de este ámbito, que se han visto seriamente perjudicados por los efectos del confinamiento. 

Además, se añaden 1,6 millones para ayudas al sector de la hostelería, 450.000 euros para los sectores de innovación tecnológica y emprendimiento, y 500.000 euros para la mejora y adecuación sanitaria de instalaciones deportivas a la nueva situación.

Al margen de las novedades, el Ayuntamiento también dota de más presupuesto a líneas de ayudas que ya estaban en marcha. Así, habrá un millón y medio de euros más que irá a apoyar la actividad de las personas autónomas, en el marco del Plan de ayudas Re-Activa, y 800.000 euros para el comercio de proximidad. Otras partidas destacadas que forman parte de las acciones de modificación presupuestaria son: 450.000 euros para la compra de material sanitario (EPIs) destinado a la Policía Local, 230.000 euros en ayudas a los comedores escolares, 265.000 euros para material escolar y recursos para la enseñanza, y 450.000 euros para material sanitario y realización de pruebas diagnósticas al personal municipal.

Por otra parte, estas modificaciones incluyen otras partidas que no tienen que ver directamente con la pandemia, y que elevan la cantidad que se llevará al pleno hasta los 36 millones de euros. Entre ellas, en el capítulo de inversiones se destinan 390.000 euros para viviendas municipales, 1,8 millones de euros para actuaciones en la vía pública dentro del marco del urbanismo táctico, creación de espacio público seguro, y promoción de una ciudad saludable sostenible; y 250.000 euros para programas de autoconsumo energético

Además, ha añadido el alcalde, "en gasto corriente prevemos 660.000 euros de subvenciones para ayudas al alquiler y para el Plan Reviure, así como 7,2 millones euros para expropiaciones y 14 millones de euros para amortización anticipada de la deuda". 

En este sentido, tanto el alcalde como el concejal de Hacienda han subrayado que las previsiones de endeudamiento municipal para final de año se sitúan en los 329 millones de euros, lo que equivale al 39,4% de los ingresos; "es decir que nos situamos muy por debajo del 75% que es el máximo permitido que regula el Ministerio de Hacienda y muy lejos de los 750 millones de euros de deuda que encontramos en 2015 y que era casi del 100%", ha afirmado Ribó.

Duplicar los recursos

Por su parte, Vilar ha destacado la "contundencia con la que hemos actuado desde el Ayuntamiento desde el primer momento: hicimos una primera batería de modificaciones de crédito para ampliar partidas que nos permitieran hacer frente a las derivadas económicas y sociales de la pandemia, y dijimos claramente que no iba a ser la única iniciativa que pensábamos impulsar, porque no se trataba solo de hacer una actuación rápida sino también sostenida en el tiempo y en función de las necesidades y las disponibilidades", ha afirmado. 

"También anunciamos que pensábamos duplicar la primera tanda de recursos y, pese al escepticismo de la oposición, hoy podemos decir que el pleno próximo tratará otra batería de medidas que duplicarán las que ya habíamos establecido en las modificaciones anteriores", ha añadido el responsable de Hacienda.

El PP pide más fondos y Cs un presupuesto "de base cero"

La portavoz del grupo popular, María José Catalá, ha manifestado que la modificación de créditos presentada por Ribó y Vilar para paliar los efectos de la crisis sanitaria “se queda corta para un Ayuntamiento que maneja un presupuesto consolidado de más de 1.000 millones de euros, los 29 millones suponen apenas el 2,9% del presupuesto”. Catalá ha remarcado que las ayudas para autónomos y pymes "siguen siendo insuficientes para atender todas las solicitudes que reúnen los requisitos" y ha insistido en acometer una rebaja de impuestos.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs), Fernando Giner, ha anunciado que su grupo exigirá en el próximo pleno municipal que el Consistorio elabore el presupuesto de 2021 "con base 0" para así "poder atender a la nueva realidad de los ciudadanos de València tras la crisis de la Covid-19, ya que el actual presupuesto está basado en experiencias pasadas y no contempla las necesidades futuras de los valencianos", ha manifestado.

"Un plan de ajuste riguroso" en la EMT sin tocar salarios ni plantilla

Tanto Ribó como Vilar han mostrado su disposición a llevar a cabo en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) "un plan de ajuste riguroso" para hacer frente a la situación económica en la que se encuentra la compañía a partir de la bajada de viajeros y de servicio como consecuencia de la Covid-19 y el estado de alarma decretado ante ella.

Los responsables municipales han indicado que este sería "un plan de estabilización" y han precisado que llevarlo a cabo no supondría en la EMT "recortes salariales" ni aumentos de sueldos y tampoco una reducción de plantilla sino mantener esta "congelada" y acometer una "reestructuración" de servicios para "ahorrar costes".

Precisamente, el consejo de administración de la compañía pública ha aprobado este miércoles la solicitud de un crédito por importe de 27 millones de euros a la espera del fondo para transporte público urbano anunciado por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento