No cambia el modelo: el Ministerio de Universidades asegura que "la enseñanza seguirá siendo presencial"

  • El plan de capacidades de digitalización no supondrá un "cambio de modelo".
  • Universidades quiere reducir la oferta de grados (hay 3.000) y másters (más de 5.000).
Una clase universitaria.
Una clase universitaria.
EP

¿Va a cambiar la pandemia de la Covid-19 y la posterior crisis el modo en que se enseña en las universidades? O de otro modo, ¿ha llegado la enseñanza con distanciamiento para quedarse? El Ministerio de Universidades asegura que no, que no va a haber cambio de modelo.

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, ha advertido de que el plan de choque que está preparando el Ministerio de Universidades para reforzar las capacidades de digitalización de las universidades españolas no supondrá un "cambio de modelo" de la universidad. La enseñanza "seguirá siendo presencial", ha asegurado en un encuentro online organizado por la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades (CCS).

"La presencialidad es intrínseca a la universidad, pero puede y debe ser complementada"

El ministro de Universidades, Manuel Castells, está liderando un plan de choque de refuerzo de las capacidades de digitalización para todas las universidades españolas, de modo que para el comienzo del curso las condiciones sean "mucho mejores" que las que el sistema universitario ha tenido que afrontar por la pandemia.

"No se trata de realizar un cambio de modelo de la universidad que implique una menor presencialidad en la universidad española, creemos que la presencialidad es un valor intrínseco a la universidad que ha de ser preservado, pero la presencialidad puede y debe ser complementada, ayudada de una manera mucho más evidente que lo que ha sido hasta ahora por las tecnologías de la información y la comunicación", ha dicho.

Pingarrón cree que la docencia online sí puede ser de calidad, aunque tampoco puede sustituir a la presencial. "No vamos hacia un cambio de modelo, la universidad seguirá siendo presencial, pero las circunstancias actuales van a permitir afrontar la digitalización, y avanzar en ese terreno con el fin de que la docencia presencial sea complementada cuando así lo requiera", ha especificado.

Una "revolución sin querer"

Pingarrón comenta que la pandemia de la Covid-19 ha supuesto una "revolución sin querer". "Nos ha hecho que tengamos que hacer de la necesidad una virtud y en dos meses ser capaces de hacer lo que estábamos pergeñando. La digitalización es un proyecto de medio plazo que hemos tenido que hacer a cortísimo plazo, pero demuestra la versatilidad y resiliencia del sistema universitario español, pero también las carencias que tiene", reconoce.

"Hace falta una reforma del modelo universitario... que puede ser o no con una nueva ley"

En cualquier caso, apunta que, independientemente de la digitalización, "hace falta una reforma sustancial de lo que es el modelo universitario". Según el secretario general de Universidades, este cambio normativo "puede ser o no una nueva ley" (una posible nueva ley de universidades). En todo caso, estos cambios supondrán la modificación de "aspectos sustanciales de la actividad universitaria" que, tal y como ha añadido, luego puedan configurar en sí mismos el núcleo de esa nueva ley.

Entre los aspectos que habría que cambiar, Pingarrón ha destacado la ordenación de enseñanzas académicas, ya que asegura que España tiene una oferta educativa "demasiado amplia", con unos 3.000 grados y más de 5.000 másters por ofertar. "Necesitamos que crezcan más cualitativamente que cuantitativamente", precisa.

También ha mencionado como 'diana' de esos cambios, la "enorme bolsa de profesorado", en la que destaca la "precariedad y los sueldos que son verdaderamente de miseria" y la proliferación de los profesores asociados, que son "un quebradero de cabeza que el sistema español tiene que hacer frente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento