Las oficinas del SEPE volverán a abrir el 15 de junio en territorios en fase 3

  • Trabajo mantendrá en su puesto hasta final de año a los contratados en marzo.
  • 8.000 empleados tramitaron 5 millones de solicitudes de ERTE desde el 14 de marzo.
El déficit de personal del Sepe está afectando a la lentitud en el reconocimiento de prestaciones a los cubiertos por ERTE.
Interior de una oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
LA INFORMACIÓN

Las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) volverán a abrir al público el próximo lunes, 15 de junio, en los territorios que se encuentren en fase III, aún por determinar. Lo harán siempre que cumplan las medidas en materia de riesgos laborales contempladas en el protocolo del SEPE.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, asegura que ya se ha acometido el 98,5% de las cargas de trabajo del SEPE, pero el sindicato CSIF asegura que todavía hay cerca de 200.000 expedientes de ERTE sin resolver, además de otro número significativo de desempleados pendientes del abono de otras prestaciones extraordinarias de protección por desempleo aún sin cuantificar.

"Han estado trabajando siete días a la semana y a doble turno desde su casas"

El Gobierno tiene la intención de prorrogar los ERTE más allá del estado de alarma (hasta diciembre, al menos). Por ello el Ministerio de Trabajo ha decidido mantener hasta final de año el contrato de los empleados del SEPE que entraron como refuerzo en marzo. Son mil trabajadores interinos que seguirán contratados para garantizar que los ERTE y las prestaciones por desempleo lleguen a los trabajadores.

Los trabajadores del SEPE aseguran que son insuficientes para tan alta carga de trabajo. Sus alrededor de 8.000 empleados han tenido que tramitar en torno a 5 millones de solicitudes de ERTE desde el 14 de marzo. Esta carga, asegura CSIF, ha aumentado un 530%, mientras que la plantilla sólo se ha reforzado un 10%.

700.000 personas que estaban en ERTE ya trabajan

Este sindicato denuncia que los profesionales del SEPE "desde que comenzó la crisis, han estado trabajando siete días a la semana y a doble turno, durante el confinamiento en sus propios domicilios y con sus equipos informáticos para resolver la avalancha de solicitudes de protección por desempleo, con una plantilla deficitaria".

El cabreo de muchos de los trabajadores del SEPE va en aumento y algunos han creado el 'Movimiento SEPE', una plataforma no sindical que plantea ir a la huelga. Han mostrado su descontento tras el anuncio del Gobierno de premiar las horas extras a los funcionarios del Instituto Nacional de Seguridad Social por tramitar el conocido Ingreso Mínimo Vital.

Según los datos aportados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, a día de hoy, superada la pandemia e iniciada la desescalada, 900.000 personas han vuelto ya a trabajar. De ellas, 700.000 de ellas venían de un ERTE y 200.000 son nuevos afiliados que perdieron su trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento