Roberto Anglés asegura que su hermano está muerto: "La Guardia Civil le pegó tres tiros en la cabeza y lo enterraron"

De izquierda a derecha, Desireé Hernández, Miriam García y Antonia Gómez, las niñas de Alcàsser, en un cartel que pedía colaboración para encontrarlas.
De izquierda a derecha, Desireé Hernández, Miriam García y Antonia Gómez, las niñas de Alcàsser, en un cartel que pedía colaboración para encontrarlas.
ARCHIVO

El paradero de Antonio Anglés, acusado del asesinato triple de las niñas de Alcàsser en 1992, sigue siendo un misterio más de 27 años después. Ahora, su  hermano, Roberto Anglés, niega la versión aportada por el capitán del barco en el que presuntamente huyó como polizón en 1993 y asegura haber presenciado la muerte de su hermano al ser disparado por la Guardia Civil.

"Está muerto que yo lo vi, que la Guardia Civil con un 'cetme' le pegaron 3 tiros en la cabeza y lo enterraron por ahí arriba", ha afirmado en una entrevista en 'Espejo Público', confesando que un día que se enfadó, le dijo a un Guardia Civil "que estaba enterrado, que pusieron un pino, que ya estaba bastante grande el pino y por tonto estaba en Madrid. Cuando yo vine aquí al día siguiente había una piscina, le habían sacado de debajo del árbol".

Según la versión de Roberto, su hermano fue disparado por la Guardia Civil mientras él presenciaba los hechos a pocos metros. "Yo vi cómo lo mataban, delante de mí, y yo estaba a 100 metros detrás de unas piedras... con otra pistola, no te lo voy a negar. Digo, si me pongo a disparar van a venir y me van a matar a mí también", ha declarado en la entrevista.

Además, dice que está sufriendo una "pena moral", porque "encima que está muerto, están diciendo mentiras de él y eso no lo tolero de un muerto". Asimismo, niega que su hermano fuera el autor del crimen de las niñas de Alcàsser y asegura que "lo de Antonio es mentira", que "él no hizo nada, lo que pasa que el Miguel ese era un cagón", ha señalado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento