Coronavirus.-El Ayuntamiento no parcelará las playas y controlará las distancias con los auxiliares de la Junta

El Ayuntamiento de Almería va a proponer a la Junta de Andalucía la apertura de 15 de sus 16 playas para este verano dentro del Plan de Contingencia ante el covid-19, en el que no prevé una parcelación de la arena para controlar el aforo -estimado en unas 138.181 personas en total-, toda vez que se incide en que la labor de 126 auxiliares de playa aportados por la Administración andaluza para garantizar la distancia social de dos metros en el litoral.
Playa de El Zapillo en Almería
Playa de El Zapillo en Almería
EUROPA PRESS - Archivo

"El control del aforo como tal con una 'app' como en otros sitios se ha hablado no lo vamos a hacer porque entendemos que el aforo es más que suficiente", ha explicado en rueda de prensa el concejal de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez, para quien un aumento significativo de ocupación de las playas es "fácilmente detectable".

El concejal ha incidido en que es "prácticamente imposible" que las playas "lleguen a tener 138.000 personas de manera simultánea". "En determinadas playas como puede ser La Garrofa, donde se permiten unas 300, nunca ha habido 300 personas, como nunca ha habido 7.500 personas en Nueva Almería", ha recalcado a la hora de justificar que los aforos son "suficientemente amplios para que no se puedan superar".

No obstante, Sánchez ha asegurado que habrá un "control diario" para que, en caso de que se detecte un problema de espacio, la Policía Local "actúe". En esta línea, ha insistido en que lo importante será respetar la distancia social de dos metros entre unidades familiares, por lo que los 126 auxiliares de playa que destinará la Junta, previsiblemente a partir de 15 de junio, se van a decir "prácticamente en su totalidad" a "recomendar" a los usuarios que respeten los espacios.

A la espera de conocer el reparto de estos auxiliares por la costa de la capital -previsiblemente en función de los kilómetros de cada una de ella-, el concejal ha recordado que la normativa obliga a las corporaciones a controlar el aforo y distancia social de los usuarios en las playas, pero no en la zona de baño, con lo que no se han articulado medidas específicas para asegurar la separación entre bañistas que se concentren desde el rompeolas adentro.

"Dentro del mar no entramos", ha recordado antes de incidir en que este aspecto quedaría en manos de Capitanía Marítima. En cualquier caso, Sánchez ha considerado que la gente "va muy concienciada a playa", por lo que espera que no se den problemas este verano. "Se avecina un verano distinto pero entre todos podemos hacer que no sea un verano peor", ha dicho el concejal, quien ha apelado al "sentido común" de todos.

No obstante, como aportación extraordinaria al plan, Sánchez ha incidido en el acuerdo que se suscribirá próximamente con la Universidad de Almería y el Hospital Universitario Torrecárdenas para realizar análisis en la arena y en el agua para detectar coronavirus; una medida "pionera" en la costa andaluza, según el edil, que podría ser base para cerrar una playa en un momento concreto.

15 PLAYAS CON HORARIO DE 7,00 A 0,00 HORAS

En la propuesta que el Ayuntamiento de Almería trasladará este jueves a la Junta de Andalucía para que sea validada por Protección Civil se aboga por abrir todas las playas salvo la de San Telmo, ubicada a continuación de La Garrofa, por considerar que es de "difícil acceso" y no reúne las condiciones "óptimas" para su control. Las playas tendrán acceso libre entre las 7,00 y las 0,00 horas cada día.

En base a la normativa gubernamental, se ha calculado el aforo máximo de cada playa que, a grandes rasgos, asigna un espacio de 16 metros cuadrados a una unidad familiar de cuatro personas.

Según los cálculos municipales, se calcula una ocupación máxima de 2.000 personas para La Fabriquilla, 2.200 para la Almadraba de Monteleva, 26.398 para Las Salinas de Cabo de Gata, 2.444 para San Miguel de Cabo de Gata, 41.667 para Las Amoladeras, 18.000 para Torregarcía, 6.250 para Retamar, 7.944 para El Toyo, 8.167 para El Perdigal, 4.667 para Costacabana, 2.167 para El Bobar, 7.500 para Nueva Almería, 7.750 para San Miguel-Las Conchas (El Zapillo), 694 para Las Olas y 333 personas para La Garrofa.

Además de los auxiliares de la Junta, las playas estarán vigiladas por Policía Local, con seis agentes repartidos entre El Zapillo y Nueva Almería, dos agentes para Costacabana-Retamar y dos más para Las Salinas-La Fabriquilla.

Como parte del plan de medidas, el Ayuntamiento ha optado por suprimir las pasarelas que no conduzcan a aseos, duchas o áreas de sombra o para personas con movilidad reducida, prohibir los juegos de equipos, mantener el cierre de parques infantiles e incrementar la higiene, con papeleras cada 100 metros fuera de la arena o una mayor limpieza de los aseos, con cuatro servicios diarios y uno extra semanal "en profundidad".

El Ayuntamiento también va a contratar un nuevo servicio para activar las duchas con un mecanismo de botón de pie para evitar el "contacto manual". Asimismo, se realizará una desinfección periódica, se pedirá el uso de chanclas y se estudia habilitar únicamente en los sistemas dobles una de las dos duchas, al tiempo que incorporarán cartelería con información, al igual que en los aseos y en los accesos hasta 175 paneles.

A esas tareas de limpieza se incorpora un barrido manual con la brigada de playas y un cribado mecánico de la arena. También se realizará una limpieza de la lámina de agua en una franja de mar de 20 metros con una embarcación, entre las 6,00 y las 12,00 horas, y habrá un plan de limpieza y baldeo para el Paseo Marítimo y aceras adyacentes.

18 SILLAS ANFIBIAS

El Ayuntamiento dispondrá este año de un total de 18 sillas anfibias para las personas con movilidad reducida. Desde el Ayuntamiento se ha recomendado a las personas que quieran hacer uso de este servicio que contacten previamente con el nuevo teléfono del servicio de playas 666344140, que estará operativo a partir de la semana próxima, para avanzar así en el protocolo de desinfección de estos equipos.

El servicio de socorristas estará disponible en ocho de las 15 playas habilitadas. Serán los mismos trabajadores los que se encarguen de desinfectar sus instalaciones en los cambios de turno. Los 31 socorristas comenzarán a trabajar de 12,00 a 20,00 horas entre el 15 de junio al 31 de agosto, y en septiembre el servicio solo se prestará los fines de semana de 12,00 a 19,00 horas.

Los recursos previstos inicialmente son siete bases de salvamento, nueve sillas torre de vigilancia, dos vehículos de intervención rápida, cuatro embarcaciones y el vehículo del coordinador de playas, aunque se prevé su aumento con la dotación económica anunciada por la Junta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento