Crecen los casos y las muertes por la misteriosa enfermedad en los niños relacionada con el coronavirus

Un niño espera que le tomen la temperatura, antes de acceder a su colegio, en Hanoi (Vietnam).
Un niño espera que le tomen la temperatura, antes de acceder a su colegio, en Hanoi (Vietnam).
LUONG THAI LINH / EFE

La extraña y misteriosa enfermedad relacionada con el coronavirus que afecta a los niños ha provocado cinco muertes y más de 100 casos en 14 estados de los Estados Unidos. Las autoridades sanitarias han anunciado que están investigando la patología, que de momento recibe el nombre de Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico, o PMIS por sus siglas en inglés.

La gran mayoría de los casos se dan en Nueva York, donde la enfermedad se ha cobrado ya la vida de cinco niños. El portavoz de las autoridades sanitarias estadounidenses comunicó a NBC News que están trabajando para elaborar una definición clara y estándar del síndrome, con el fin de asistir mejor a los pacientes. 

Según la doctora Roberta DeBiasi, jefa del departamento de enfermedades infecciones en el Hospital Nacional de Niños en Washington, "muchos niños llegan con fiebre muy alta, dolor abdominal y presión sanguínea baja". 

La enfermedad de Kawasaki

Uno de los mayores problemas que están teniendo los sanitarios es que la enfermedad es de difícil identificación. Se manifiesta con síntomas parecidos al síndrome del shock tóxico o a los de la enfermedad de Kawasaki, causando inflamaciones muy severas en las arterias coronarias

De hecho, según indica un estudio publicado este miércoles en la revista The Lancet, la COVID-19 podría estar relacionada con la enfermedad de Kawasaki, un desorden inflamatorio raro presente en niños.

La investigación, desarrollada por expertos del Hospital Papa Giovanni XXIII de Bérgamo (norte de Italia), analizó diez casos de niños que presentaban "síntomas similares a los de la Kawasaki", coincidiendo con el comienzo de la epidemia de coronavirus en esa provincia transalpina, entre las más afectadas de Europa.

Aparte de en Nueva York, otras autoridades sanitarias también han detectado un aumento de casos parecidos en el sureste de Inglaterra (Reino Unido).

"Mínimamente afectados"

No obstante, los investigadores precisan en un comunicado que este "síndrome es poco común" y subrayan que los niños "permanecen mínimamente afectados" por la "infección de SARS-CoV-2 en general", el coronavirus que provoca la COVID-19.

Entre 2015 y mediados del pasado febrero, las autoridades de la provincia de Bérgamo, situada en la región de Lombardía, solo diagnosticaron 19 casos de Kawasaki, mientras que entre el pasado 18 de febrero y el 20 de abril confirmaron diez nuevos casos.

Ese incremento podría considerarse muy significativo, pero los autores de este estudio advierten de que estas cifras son aún demasiado pequeñas para extraer conclusiones firmes.

Ocho de esos diez niños ingresados con síntomas de la Kawasaki, que incluyen fiebres, sarpullidos, dolor abdominal y vómitos, dieron positivo por coronavirus en pruebas de anticuerpos.

Todos los menores analizados en este estudio sobrevivieron, pero aquellos que enfermaron durante la pandemia presentaron síntomas más graves que aquellos que fueron diagnosticados en los cinco años previos.

"Reacción inmune exagerada"

La enfermedad de Kawasaki afecta, sobre todo, a menores de 5 años y no suele ser mortal si se trata apropiadamente en un hospital, pero se desconoce qué la provoca, si bien se cree que es una "reacción inmune exagerada" a una infección.

"Hemos detectado un aumento en el número de niños que son remitidos a nuestro hospital con una afección inflamatoria similar a la enfermedad de Kawasaki alrededor del comienzo del brote de SARS-CoV-2 en nuestra región", señala en la nota Lucio Verdoni, autor del estudio.

Los resultados del análisis conjunto de los casos registrados antes y después de la pandemia sugieren que existe en la provincia de Bérgamo una relación entre el "brote de SARS-CoV-2" y una "condición inflamatoria similar a la enfermedad de Kawasaki".

Los expertos proponen que los casos "vinculados a la COVID" deben clasificarse como "Enfermedad Parecida a Kawasaki", ya que sus síntomas son "diferentes" y "mucho más graves" que en los "pacientes tratados antes" del pasado marzo.

"En nuestra experiencia, solo una proporción muy pequeña de niños infectados con el SARS-CoV-2 desarrollan síntomas de la enfermedad de Kawasaki. Sin embargo, es importante comprender las consecuencias del virus en los niños, particularmente a medida que los países de todo el mundo diseñan planes para comenzar a relajar las medidas de distanciamiento social", agrega Annalisa Gervasoni, otras de las autoras del estudio.

Relación con el coronavirus

Muchos de los pacientes del síndrome dieron positivo en las pruebas de coronavirus o tienen anticuerpos contra el mismo, pero no es así en todos los enfermos. Se cree que esto se puede deber a que algunos niños no desarrollan los síntomas de la COVID-19 hasta un mes después de la infección. De todas maneras todavía hay poca información acerca de la patología.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, advirtió que todavía hay muchos datos desconocidos sobre el coronavirus, "especialmente en lo relativo a los niños". "Tenemos que ser muy cuidadosos, porque cuanto más aprendemos del virus, más sabemos sobre las cosas que puede hacer en el cuerpo", comentó el doctor.

De todas formas, los doctores recuerdan que los casos del síndrome que afectan a los niños son un porcentaje muy bajo que parece concentrarse en la Costa Este de Estados Unidos y en Europa, aunque reconocen que el número de pacientes es mayor del esperado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento