Saray asegura que no se presentó al 'casting' de 'MasterChef' y que quiso irse pero no pudo por contrato

Saray, 'MasterChef'.
Saray, 'MasterChef'.
RTVE

La expulsión de las cocinas de MasterChef de Saray, hace ahora una semana, sigue dando mucho de qué hablar. Tanto por su trayectoria como por su abrupta expulsión, la cordobesa se ha convertido por méritos propios en una de las concursantes más polémicas de esta octava emisión.

Tras salir del talent culinario después de 'elaborar' un impactante plato -presentó una perdiz sin desplumar a los jueces, la andaluza ha dado diferentes entrevistas en las que carga contra el programa de TVE. Una de ellas a la página web del ente público, donde arremetió contra el jurado y manifestó su idea de seguir haciendo televisión.

Sin embargo, la cosa no ha quedado ahí y ahora la concursante ha querido destapar los entresijos que se esconden tras las cámaras del programa, asegurado que ni siquiera se presentó al casting.

"Yo no me presenté, ni lo había pensado en ningún momento, pero una redactora de búsqueda que se dedica a buscar perfiles contactó conmigo, yo les dije que yo sabía cocinar lo típico de una casa, pero nada más y como insistieron, decidí presentarme. Yo fui la primera sorprendida cuando entré, después de un casting de más de 30.000 personas", dice en una entrevista al Diario Córdoba.

"Yo no me presenté, ni lo había pensado en ningún momento, pero una redactora de búsqueda que se dedica a buscar perfiles contactó conmigo"

Sorbe por qué cree que la eligieron, asegura: "No puedo hablar, pero creo que es evidente". También cree que sintió que iban a por ella desde el primer día. "Desde que empezó el programa, me sentí que yo era el punching ball de MasterChef. Desde el primer día se veía que todos iban contra mi. El pájaro muerto fue una forma de protesta".

En cuanto a los niveles que se llegaron tras su polémica trayectoria, Saray comenta que quiso abandonar, pero no pudo. "Yo tenía un contrato, no podía irme, tenía que esperar a que me echaran", asegura. "Lo que sí creo que está claro es que el jurado tenía dos formas de juzgar, una para Saray y otra para el resto. En el postre que yo hice, por ejemplo, había que hacer algo que nos recordara a nuestra infancia y mi infancia es batido y galletas, nada más. ¿qué querían que hiciera?. Decían que era muy básico, pero el que iba delante mía preparó una mamacedonia. Yo hice una masa con piñones, almendras, miel, canela… y me pusieron como un trapo y al de la mamacedonia, que muy bien. Hubo doble vara de medir. Yo creo que fueron a cuchillo conmigo".

"Yo tenía un contrato, no podía irme, tenía que esperar a que me echaran"

A pesar de no querer erigirse como representante de la comunidad trans y gitana denuncia que está siendo víctima de mensajes de odio, aunque también de apoyo. "En las redes he recibido muchos mensajes tránsfobos de 'travelo, te vamos a cortar el cuello', o '¿qué se puede esperar de ti si eres gitana?' y también muchos mensajes de apoyo de 'Saray, eres una reina', una valiente, la única que les has plantado cara, hay de todo un poco. También hay mucha gente que me quiere y que me ha entendido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento