La Policía investiga un arresto con puñetazos a un hombre que se saltó las medidas de distanciamiento social

Arresto violento en Nueva York.
Arresto violento en Nueva York.
KBTX-TV

La Policía de Nueva York está investigando un arresto violento grabado en vídeo que ha causado polémica, en el que se ve a un agente de incógnito dando puñetazos a una persona en el suelo tras una aparente infracción del distanciamiento social y sobre el que las autoridades han dicho este lunes que es "inaceptable" pero también "excepcional".

"El vídeo es muy perturbador, lo que he visto es absolutamente inaceptable y obviamente (el agente) fue disciplinado rápidamente por la NYPD (Policía local). Pero quiero destacar que ese vídeo es excepcional", dijo en rueda de prensa el alcalde, Bill de Blasio, quien señaló las "miles de interacciones entre policías y ciudadanos" que han "ido bien".

En el vídeo, supuestamente tomado este sábado y que ha sido recogido por medios locales, se ve a un policía de incógnito sin mascarilla y con un arma paralizante reduciendo a un hombre en el suelo mientras le da puñetazos.

Posición combativa

Una portavoz policial dijo al medio local ABC7 que el individuo "adoptó una posición combativa contra el agente" cuando se le ordenó dispersarse, y que se le arrestó por atacar a la autoridad y resistirse a un arresto.

El jefe de la Policía neoyorquina, Dermot Shea, intervino en la conferencia de prensa y explicó que las autoridades tienen a "tres individuos en custodia" y han recobrado más vídeos sobre el incidente, ocurrido en el East Village de Manhattan, que están investigando.

"El incidente empieza con un individuo sentado en cajas enfrente de un lugar. Empieza a hablar con una mujer. Esos dos individuos son subsecuentemente arrestados, así como la tercera persona en la esquina. Lo que se recobra del incidente es un táser que no pertenece a la Policía, una cantidad pequeña de marihuana y 3.000 dólares en efectivo", dijo.

"Lo que ocurría ahí está bajo investigación, pero no quita lo que dijimos el otro día. Tenemos que ser mejores y eso es lo que me perturba", agregó, aunque resaltó que para "una escalada (de violencia) hacen falta dos" personas.

De Blasio aseguró que en los últimos seis años las autoridades han trabajado para "cambiar la naturaleza" de la aplicación de la fuerza y los agentes "han sido entrenados constantemente en la desescalada" para no actuar "como en el pasado".

"La policía asegura que la gente está practicando el distanciamiento social y cuando ha sido necesario aplicar la fuerza lo han hecho, en comunidades por toda la ciudad. Por lo general, los neoyorquinos están cumpliendo las normas y la Policía ha sido crucial", declaró el alcalde.

Nueva York es el estado más afectado por la pandemia en Estados Unidos, país que se ha convertido en el epicentro mundial del coronavirus, al reportar 1.161.805 casos positivos por COVID-19 y unas 67.800 muertes. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento