Un centenar de empresas de gestión de bodas exigen al Govern retomar la actividad inmediatamente

  • El sector se compromete a controlar la temperatura a los invitados y desinfectar los espacios dentro de un plan propio de prevención.
Boda religiosa. Matrimonio.
Boda.
EUROPA PRESS - Archivo

Un centenar de empresas de gestión de eventos y bodas de toda Cataluña se han aliado para exigir a la Generalitat y al gobierno español que se les permita retomar la actividad de forma inmediata y sin límite de aforo una vez que se supere el estado de alarma. 

Agrupadas en una nueva asociación empresarial, compañías de catering, restauración, fotografía, floristería y decoración reivindican una atención especial para salvar al sector. 

"Si no podemos hacer eventos este 2020, será una catástrofe", avisan

Por eso plantean un plan propio de medidas extraordinarias, que incluye tomar la temperatura a todos los invitados, implementar protocolos de desinfección y distribuir dispensadores de gel hidroalcohólico, entre otros. "Si no podemos hacer eventos este 2020, será una catástrofe", avisan.

La recientemente estrenada Associació d'Empreses de Gestió d'Esdeveniments i Casaments de Catalunya (AEGECat) defiende su creación para "afrontar de manera colectiva los graves problemas que está teniendo en el sector la crisis sanitaria del covid-19".

La intención, apuntan, es aportar propuestas que permitan la celebración de bodas y grandes eventos una vez que se levante el confinamiento decretado a raíz de la crisis santaria.

Rechazan las limitaciones de aforo

La AEGECat, nacida con el asesoramiento de la Federació Empresarial del Gran Penedès, reclama poder retomar la actividad de forma inmediata y exige que no se fijen restricciones de aforo ya que, si no, consideran que están destinadas a grandes pérdidas económicas. 

Según estos empresarios, la idiosincrasia de sus eventos permite establecer diversas medidas de control para garantizar que no haya ningún foco de transmisión del coronavirus.

El portavoz de la asociación, Santi Carda, señala que determinadas medidas de distanciamiento social acabarían desvirtuando las bodas. Se refiere así al uso de mascarillas entre los invitados o la limitación de la cifra de invitados. "Si los novios han de tener restricciones [para casarse este 2020] lo que harán será pasar todos los enlaces en 2021, y nuestro sector quedará muerto este 2020", advierte.

"Si los novios han de tener restricciones para casarse este 2020 lo que harán será pasar todos los enlaces en 2021, y nuestro sector quedará muerto este 2020"

En este sentido, compara la situación actual con la que viven los agricultores cuando hay un gran destrozo por motivos meteorológicos. "Un payés que está cuidando los campos, si ve una granizada i se le estropea la cosecha, pide la declaración de zona catastrófica", apunta, y añade "nosotros durante todo el año hemos cuidado las fincas, manteniendo el aspecto comercial y haciendo pruebas de menú, de manera que hemos hecho todo el trabajo de campo y ahora hemos de recogerla". Carda lamenta que, si no pueden hacerlo, habrá compañías que desaparecerán.

Tomar la temperatura a los invitados 

Por todo ello, los empresarios de gestión de bodas piden un plan propio, donde se fijen medidas específicas para garantizar la seguridad en actos que acostumbran a concentrar unas 120 personas de media. "No se nos puede poner a todos los sectores de actos multitudinarios en un mismo saco", avisa Carda, que defiende que en los enlaces, por ejemplo, hay la posibilidad de disponer de una lista de invitados perfectamente identificados, a los que proponen poder tomar la temperatura en el acceso.

En este mismo plan propio también proponen implementar protocolos de desinfección de los espacios de celebración así como del material que se utiliza, al mismo tiempo que se ofrecen a adaptar los espacios con nuevas medidas de higiene –por ejemplo, repartiendo numerosos dispensadores de gel hidroalcohólico-. También proponen instaurar medidas que permitan garantizar al máximo el cumplimiento de las distancias de seguridad, aunque esto implique modificar el sistema de servir la comida y celebrar los banquetes.

"Lógicamente, estas medidas extraordinarias complementarían las que ya han establecido las autoridades sanitarias para frenar la propagación del virus", señalan desde la AEGECat, en referencia al uso de mascarillas y guantes por parte de los trabajadores, entre otros. Unas medidas que la asociación se ofrece a endurecer, haciendo controles de temperatura a toda la plantilla antes de acceder al lugar de trabajo y haciendo tests de diagnóstico individuales de manera periódica.

Santi Carda insta a las administraciones a marcar un calendario detallado de desconfinamiento que permita planificar el trabajo de los próximos meses. "Necesitamos que nos manifiesten cuanto antes mejor el camino que hemos de tomar", remarca, con la esperanza de que el plan planteado por la asociación permita celebrar grandes eventos durante el verano.

La AEGECat ha hecho llegar su plan de propuestas al Ministerio de Sanidad, al Govern de la Generalitat y a la Diputació de Barcelona, así como a las patronales Foment del Treball, Cecot y PIMEC.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento