Gloria Camila habla sobre su depresión y sus problemas de peso a los 18 años: "Pasé una etapa muy dañina"

Gloria Camila, hija de Rocío Jurado y Ortega Cano, en abirl de 2019.
Gloria Camila, hija de Rocío Jurado y Ortega Cano, en abirl de 2019.
GTRES

Gloria Camila se ha sincerado sobre la etapa más dura de su vida, a la edad de 18 años, cuando tuvo que pelear contra la depresión. En aquel entonces, la joven intentaba asimilar la muerte de su madre, Rocío Jurado. Además, su padre, José Ortega Cano, estaba en prisión por homicidio imprudente y su hermano, José Fernando, también se encontraba en la cárcel por robo con violencia. Por ello, la joven se vio atrapada en una profunda tristeza, buscando refugio en la comida. 

La exconcursante de Supervivientes ha hablado sobre este episodio de su vida a través de un vídeo en su cuenta de Instagram, que ha titulado "Cómo perdí peso y cómo me cuido". En la publicación, la influencer explica que siempre ha sido delgada, pero su cuerpo cambió cuando cumplió la mayoría de edad, ganando hasta diez kilos: "Pasé una etapa muy dañina. Estaba ausente. Caí en una depresión y me lo comí todo. Empecé a salir de fiesta", avanza.

Sin embargo, su paso por Honduras le permitió adelgazar. "Pensé: ‘Puedo recuperar el dinero perdido y perder los kilos ganados", recuerda sobre la propuesta que le hizo Mediaset. De esta manera, la joven adelgazó en el reality hasta ocho kilos, lo que quiso mantener poniéndose en manos de expertos tras su llegada a España: "Fui adelgazando mucho volumen. De tallas iba notando que iba bajando. Al ver que adelgazas, pues te motivas más. Acabé en una talla 34, que es una S", apunta la propia Gloria Camila.

Ver esta publicación en Instagram

Chicuelas!!!! el vídeo que tanto me habéis pedido ♥️

Una publicación compartida de • GLORIA ORTEGA • (@gloriacamilaortega) el

Más tarde rompió con su pareja, Kiko Jiménez, lo que también influyó en su peso: "Mi estómago se cerró por los nervios, el malestar y el dolor que tenía dentro. La mejor dieta es dejarlo con tu pareja", explica la colaboradora de televisión, quien añade en el vídeo que después se marchó a Madrid, donde empezó a cuidar su alimentación y a practicar ejercicios de Pilates. 

Lejos quedan las inseguridades que le provocaba su físico, un tema que fue "tabú" para ella y le provocó varios disgustos por los comentarios que recibía en sus redes sociales, cargados de críticas sobre su peso. "Yo he sufrido el insulto de 'estás gorda', pero, ¿tú quién te crees que eres para decirme eso?", explica en Instagram, asegurando que ya se encuentra totalmente recuperada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento