El BCE pide a los bancos que no paguen dividendos durante el brote de coronavirus y espere a octubre

El Banco Central Europeo (BCE) anunció la noche de este miércoles y por sorpresa un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros para contrarrestar los "serios riesgos" que supone la crisis del coronavirus para su política monetaria.
El Banco Central Europeo (BCE) anunció la noche de este miércoles y por sorpresa un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros para contrarrestar los "serios riesgos" que supone la crisis del coronavirus para su política monetaria.

El Banco Central Europeo (BCE) ha solicitado este viernes a los bancos que no paguen dividendos o recompren acciones durante la pandemia de Covid-19 para que puedan volcarse en financiar a las familias, pymes y empresas a fin de que superen la crisis.

La instrucción, que supone una actualización de su recomendación sobre la distribución de dividendos, busca ampliar la capacidad de los bancos para absorber pérdidas y apoyar la concesión de crédito, mientras conserva una mayor hucha de capital.

Su consejo afecta tanto a los dividendos que preveían abonar con cargo a los resultados del ejercicio 2019 como a los que suelen decidirse a cuenta de los que generen durante el ejercicio corriente, y en, cualquier caso, les pide que no lo hagan hasta, al menos, el próximo octubre.

Asimismo, les solicita “abstenerse de recompras de acciones destinadas a remunerar a los accionistas”, que era una fórmula que estaba abriéndose camino en sus estrategias a fin de premiar a sus propietarios o inversores echando mano de su solvencia.

El BCE ha precisado que su petición “no cancela retroactivamente los dividendos ya pagados por algunos bancos para el año fiscal 2019”. Sin embargo, sí espera que aquellos otros que aún no han celebrado sus Juntas de accionistas “modifiquen” sus propuestas de dividendo conforme a esta recomendación.

El organismo liderado por Christine Lagarde realiza esta demanda de máxima reserva de capital después de que los pasados días 12 y 20 de marzo adoptase otras medidas de ayuda temporal para garantizar que los bancos sigan apoyando a la economía.

El BCE ha mostrado en un comunicado su confianza en que los accionistas de los bancos “se unan a este esfuerzo colectivo”, ya que el capital no distribuido servirá “para apoyar a los hogares, las pequeñas empresas y los prestatarios corporativos” y para absorber eventuales pérdidas que sus créditos generen si resultan impagados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento