Un vídeo en un hospital de Bérgamo refleja el estado de las urgencias en Italia por el coronavirus

Imagen del asistente a un funeral en Bergamo, Italia, cubierto con una mascarilla.
Imagen del asistente a un funeral en Bergamo, Italia, cubierto con una mascarilla.
MATTEO CORNER / EFE
Bérgamo está viviendo una película de terror. Italia en general está sumida en una crisis sin precedentes y las cifras de contagios y muertes por el coronavirus sigue subiendo a pesar de las medidas estrictas de confinamiento. El problema, de momento, no cesa. La solidaridad vecinal es firme, pero desde el hospital de Bérgamo se ha querido mostrar la realidad, con el objetivo de terminar de concienciar a los ciudadanos. La Sanidad italiana está desbordada, y quedan días duros.

Bérgamo está viviendo una película de terror. Italia en general está sumida en una crisis sin precedentes y las cifras de contagios y muertes por el coronavirus sigue subiendo a pesar de las medidas estrictas de confinamiento. El problema, de momento, no cesa. La solidaridad vecinal es firme, pero desde el hospital de Bérgamo se ha querido mostrar la realidad, con el objetivo de terminar de concienciar a los ciudadanos. La Sanidad italiana está desbordada, y quedan días duros.

Italia ha superado en fallecidos la cifra marcada por la región china de Wuhan, donde se inicio el brote, y los sanitarios trabajan a destajo para aplacar los síntomas en una población diezmada. El sistema parece colapsado: y para muestra un botón. Una enfermera del Policlinico San Marco de Zingonia mostró esta semana en un vídeo cómo es el día a día de trabajadores (que se arriesgan en todo momento) y pacientes. De estos, algunos tienen que ser atendidos en los pasillos o en salas habilitadas como habitaciones.

Bérgamo es una de las regiones más castigadas por el coronavirus. Suma más de 350 muertos en los últimos días y las autoridades ya han optado por la construcción de un hospital de campaña, puesto que está previsto que el número de casos siga creciendo. También se ha revelado, de hecho, que el cementerio de la localidad está desbordado, como se ha visto en unas imágenes facilitadas por el Ejército italiano.

El Gobierno de Giuseppe Conte ha facilitado también una radiografía de los afectados por el coronavirus en el país. La edad media de los fallecidos es 79,5 años, pero tanto desde el Ejecutivo italiano como desde la OMS avisan: el coronavirus también afecta a la población joven. Desde los laboratorios ya se han iniciados las pruebas con vacunas y tratamientos que, en el mejor de los casos, podrían tardar "en torno a un año" en comercializarse.

"Amigos, lo digo educadamente, pero si no lo entendéis por las buenas habrá que ser más agresivos: no salgáis de casa. Cada salida de casa es un riesgo para vosotros y para los demás". Con estas palabras, los médicos que trabajan en la 'zona cero' del coronavirus en Italia siguen tratando de concienciar a la población. Italia sigue en la lucha: lleva días en ella. Y cada día que pase, será un día menos para ganarla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento