Alba Díaz y Javier Calle, reconciliados: la hija de Vicky Martín Berrocal y su pareja vuelven tras tres meses separados

  • Unas fotografías de ambos en la casa de él en Marbella así lo atestiguan.
Alba Díaz y Javier Calle pasean por Madrid en abril de 2019.
Alba Díaz y Javier Calle por las calles de Madrid.
KAB / GTRES

Quizá fue por la presión, por el duelo sentimental o tal vez nunca se sepan los motivos verdaderos y el que la lleva la entiende, pero lo cierto es que Alba Díaz, hija de Vicky Martín Berrocal y Manuel Díaz 'El Cordobés', no regresó a París tras las vacaciones navideñas, dando así por abandonados sus estudios en la capital francesa.

Muchos achacaron esta decisión a su ruptura con quien había sido su pareja durante algo más de un año: Javier Calle. Aunque también es cierto que muchos pensaron que su partida hacia el país vecino vino motivada precisamente por este hecho.

Lo que queda claro, ahora que sigue en España, es que su relación está renaciendo de sus cenizas y que se han dado una segunda oportunidad, a tenor de unas fotografías que unos paparazzi han tomado y que han visto la luz esta semana en Diez Minutos.

En las instantáneas se puede comprobar que ambos eran conscientes de la presencia de los reporteros gráficos e incluso Díaz les pone morritos y bromea antes de que ambos aprovechasen su tiempo juntos para montar a caballo o jugar al pádel, dando por segura su reconciliación tras casi tres meses separados.

Por lo visto, a pesar de que rompieran en diciembre, la relación entre ambos ha sido muy importante para Alba Díaz y ha pesado mucho en su decisión de permanecer en Madrid continuando sus estudios, toda vez que los fines de semana decide dejarse caer por Marbella y pasar esos días juntos en la casa del empresario malagueño.

Sorprende un poco dada la sinceridad y honestidad con la que Alba Díaz lleva su vida pública en redes sociales. Fue ella misma la que confirmó que habían cortado a través de Instagram en un largo texto con el que intentó evitar y zanjar cualquier polémica que pudiera surgir.

Pero no lo consiguió y la influencer (tiene 200.000 seguidores) se vio obligada a volver a publicar un texto en el que insistía en que no había roto con Javier Calle debido a una presunta infidelidad de él y utilizaba ese mismo texto para elogiarle y mostrarse muy deudora con él.

"Este hombre que veis aquí es de las personas más importantes de mi vida, la persona que más me ha cuidado, la persona que más me ha entendido, la persona que me ha ayudado a ser mejor cada día, la que ha marcado un antes y un después en mi vida", llegaba a asegurar.

"Que tenga seguidores o sea la hija de quien soy no me quita derechos ni debe ser razón para inventar e intentar hundirme la vida", llegaba a declarar Alba Díaz, bien molesta por los comentarios que se venían vertiendo sobre esta relación que, ahora, por fin parece que retoman.

Y eso que empezó hasta arriba de críticas dado que, más allá de la diferencia de edad (él tiene 33 y ella cumplió en diciembre 20), sino porque Javier Calle era el exmarido de la mejor amiga de Alba, Coki Prieto, quienes se habían casado -y, poco después, separado- hacía tan solo unos meses. De hecho, Alba asistió a la boda.

Eso sí, ellos siempre mantuvieron que lo suyo no era premeditado y que no coincidió en el tiempo, simplemente se enamoraron. Y ahora ha vuelto a intentar ese mismo algo que, por la distancia o porque no se encontraban en el mismo momento de sus vidas, pararon, precisamente, en diciembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento