La productora de 'GH' se contradice en los interrogatorios por el caso de la supuesta violación a Carlota Prado

José María López, concursante expulsado de Gran Hermano Revolution y su pareja en el concurso, Carlota.
José María López y Carlota Prado, exconcursantes de 'GH Revolution'.
TELECINCO

A la espera de que se realice el juicio por la presunta violación de Carlota Prado en GH Revolution, se sabe que la fiscalía pide dos años y medio de prisión para José María López, el supuesto culpable y su pareja dentro del concurso, y los abogados de la defensa solicitan una indemnización de 100.000 euros por parte del exconcursante y de la productora del reality.

Este caso, que movilizó a espectadores y marcas anunciantes e hizo que Telecinco tuviera que cambiar su parrilla televisiva, obligó a la productora y a Mediaset a pronunciarse para pedir disculpas y para informar de las medidas que se tomaron en la noche de los hechos. Sin embargo, El País publicó el pasado martes unos vídeos de los interrogatorios del 16 de noviembre de 2018 que ha hecho ver algunas contradicciones.

Los protagonistas de estas imágenes son Florentino Abad, productor ejecutivo de Gran Hermano y el 'Súper' más recurrente en el programa, Álvaro Díaz, director general de la productora Zeppelin TV, y María Robles, la 'Súper' que estaba de guardia en la noche de los hechos.

El alcohol que hubo en la noche de los hechos

Los testimonios de los tres interrogados no coinciden sobre todo en un aspecto, el alcohol. Los hechos tuvieron lugar el 3 de noviembre de 2017 durante una fiesta dentro de la casa de Gran Hermano. El reality acostumbra a realizar un par de fiestas a la semana, como se puede ver en el programa, donde les dan algo de beber.

Este punto es uno de los que más interesó a los jueces y a los abogados de la acusación y la defensa. Florentino Abad aseguró que se le daba una copa a los concursantes. "Si hay 12 personas, metemos 12 copas, no les decimos que tomen una cada uno", matiza. Por su parte, Álvaro Díaz declaró que se les daba "una o dos" bebidas. Y María Robles explicó que hay algunos participantes que se guardan bebida de fiestas pasadas, algo que sus dos compañeros interrogados dijeron que era imposible.

En lo que sí coinciden los tres es en que no se les dio tequila esa noche, aunque Carlota Prado declaró que eso fue lo que bebió, cuatro chupitos de tequila. La malagueña también dijo que comió "un poquito de pasta y patatas" solamente, y es que no habían superado la prueba semanal y no tenían mucho en la nevera.

En el comunicado que envió la productora en noviembre del año pasado aseguraron que estaban estudiando "instaurar la política de cero alcohol".

Los protocolos de seguridad

La 'Súper' de guardia explicó cómo vivió esa noche desde que vio a Carlota Prado en el sofá ebria junto a su pareja dentro del concurso, José María López. "Vi que había un amago de pelea; era contenido para nosotros", comentó María Robles, quien continuó diciendo que se marcharon a la habitación. "Les presto atención porque no es habitual que dos concursantes abandonen una fiesta tan rápido. Van a discutir, o algo pasa".

La trabajadora contó que se percató de que la joven no estaba bien, mientras que a José María lo notó más fresco. Entonces, tumbados en la cama, se taparon con el nórdico. "Lo que percibo es la cabeza de Carlota moverse descontrolada, ella con los ojos cerrados. No está siendo consciente. A él no le veo", explicó María Robles, que contó que pidió asesoramiento a una compañera que se encontraba con ella.

José María López y Carlota Prado en 'GH Revolution'.
José María López y Carlota Prado en 'GH Revolution'.
MEDIASET

Entonces llamó a Florentino Abad para preguntarle cómo actuar, y él le aconsejó entrar por megafonía: "Llamo a Carlota. Se paran los movimientos que hay debajo del nórdico. Carlota no reacciona". "Al ver eso, ¿se le representó la posibilidad de que se estuviera cometiendo un delito?", le cuestionó el abogado de la acusación, a lo que ella contestó que sí.

Entonces, la 'Súper' explicó que hizo "lo que podía hacer: irrumpir por megafonía y ver si Carlota estaba consciente o no". "¿Usted tenía autoridad para dar órdenes al personal de seguridad para que entrara a interrumpir aquello?", le preguntó de nuevo el letrado, a lo que Robles contestó que no. "¿Quién la tiene?", continuó el abogado, y ella respondió: "Ahora mismo me pone en un aprieto".

Por otro lado, el testimonio de Abad fue diferente: "La potestad la tiene el responsable que está en ese momento. María la tiene". Y Álvaro Díaz coincide en el mismo punto: "La responsable aquella noche era María Robles".

A la espera de juicio

Al margen de quién fuera la responsabilidad, la organización actuó al día siguiente (bastante tarde ya) y expulsó disciplinariamente a José María López. También hablaron en privado con Carlota Prado para contarle lo sucedido, unas explicaciones que también han sido cuestionadas ya que le pusieron las imágenes a ella sola sin ningún tipo de aviso ni ayuda psicológica, lo cual afectó a la malagueña.

Sin duda, es un caso muy complicado y con muchas aristas, tanto legales como mediáticas. Ha dado la vuelta al mundo, fue incluso portada del The New York Times y tuvo muchas consecuencias para la cadena y en el reality en sí: se tuvo que cancelar la segunda edición que tenían preparada de GH Dúo y adelantar Supervivientes 2020, que se está emitiendo actualmente.

Lo que está claro es que estos tres testimonios, con más o menos contradicciones, son clave para el caso de la supuesta violación de Carlota Prado, que está a la espera de que salga el juicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento