Todos contra Adara: su mala relación con su padre Luis Jesús, su hermano Aitor y Bruno Sierra, el hermano de su expareja

Adara, en 'El tiempo del descuento'.
Adara, en 'El tiempo del descuento'.
MEDIASET

Ahora mismo en los pasillos de Mediaset hay un nombre que resuena como el centro sobre el que orbitan el resto de voces: Adara Molinero. Y no es porque a la colaboradora de televisión le falten apoyos tanto dentro como fuera de los platós, sino porque ha salido a la luz su mala relación con parte de su familia y tiene que seguir escuchando los comentarios de Bruno Sierra, hermano de Hugo, su expareja y padre de su hijo.

Mientras su madre, Elena Rodríguez, una deportista nata como se puede comprobar por su Instagram, se encuentra en Cayos Cochinos peleando por ganar la nueva edición de Supervivientes, la influencer (tiene algo más 800.000 seguidores) está teniendo que solventar varios frentes abiertos.

En Honduras tuvo que ver, y sonreír, cuando su madre le espetó a Hugo Sierra que ya no sería su suegra, pero que siempre sería "la abuela de tu hijo", así como observó que la dura confesión que hizo su expareja: no quería que Elena fuese al parto de su nieto.

Por eso es normal que Adara, de 26 años, esté deseando "abrir el cajón de mierda", tal y como le espetó a Bruno en el plató después de llamarle "machista". Y Jorge Javier Vázquez le instó a que fuese este sábado a Sálvame Deluxe a exponer todos estas batallas dialécticas y la de Alcobendas no se lo pensó.

Más que nada porque ya venía haciéndolo durante toda la semana. En Mujeres y Hombres y Viceversa, la ganadora de Gran Hermano VIP 7 reaccionó al beso que se dieron en la isla Hugo Sierra e Ivana Icardi. "Me da un poco de asco, no por ellos, sino por la situación. El tonteo es cutre y no veo nada", afirmó, así como que la escena se notaba que era "muy fingida". "Me da asco", espetó con rotundidad. Y las redes se posicionaron.

"Nadie sabe lo que yo pasé en Mallorca [con Hugo]. Fue muy duro. No tenía a nadie ni a mis amigos ni a mi familia. Solo lo tenía a él pero era como si estuviera con un compañero de piso porque era muy frío conmigo y no me hacía caso. Ahora priorizo el dolor", admitió en el plató de Telecinco la noche del sábado, antes de hablar de la familia de su expareja.

"Se portaron bien conmigo al igual que yo con ellos. Me da pena pero ellos no pueden hablar porque la que estaba en casa con Hugo era yo", sentenció, dando una colleja metafórica a Bruno. También se guardó unas palabras de tristeza sobre su exsuegra: "Yo sí busqué consuelo en ella pero no lo encontré. Una vez me dijo que su hijo era su hijo y que siempre le iba a dar la razón. No me acuerdo por qué fue, yo creo que hubo algún rocecillo".

Acompañada de su actual amor, Gianmarco Onestini, que ya conoce al bebé de su pareja según la comentadísima portada que han protagonizado de Lecturas, Adara Molinero también habló de su padre, quien ha mostrado públicamente su apoyo hacia Hugo, haciéndose pública la mala relación que guarda hoy en día con su hija.

"Le dije que le necesitaba y que he pasado un momento muy difícil, y no lo ha entendido. Me dice que lo he hecho muy mal. Le cuento situaciones que pasaban y todo lo justifica", afirmó la televisiva sobre Luis Jesús Molinero, de quien destacó que "no se hablan" desde hace algo más de una semana.

"Se siente identificado, lleva heridas del pasado, o algo... No me da la gana de tapar esto, estoy viviendo una situación complicada y dolorosa, y creo que para mi padre hubiese sido suficiente con saber que no era feliz con Hugo", matizó Molinero, que atacó sin miramientos a su progenitor.

"Él se fue de la casa y me dijo 'te apoyo en todo' y salgo y me encuentro una cosa totalmente diferente. Defiende a Hugo en las redes a muerte como si fuese él su hijo. Estoy muy decepcionada. Creo que se avergüenza de mí", reincidió la exazafata, que considera que Luis Jesús está siendo "superinjusto" con ella: "Que mi propio padre no me apoye en esto, estoy intentado ser lo más generosa posible con él... Ha sido el cumpleaños de mi hijo y ni siquiera me ha llamado".

También es cierto que esta semana ha salido a la luz un enigmático y misterioso mensaje de Aitor, el hermano de Adara, en redes sociales que los usuarios han visto como una crítica velada hacia la exconcursante de la casa de Guadalix de la Sierra.

Ya lo había avisado Elena Rodríguez desde la isla, que los hermanos son "muy diferentes" y que incluso "se repelen", pero nada hacia presagiar, sobre todo porque Adara aseguró que había hablado con su madre de dejar esta historia al margen, que explotara tan pronto.

"Gracias a Dios que tengo mi vida bien encaminada y veo las cosas con mucha más claridad. Sé lo que me conviene y lo que no. Intento vivir todos los días al máximo porque siendo feliz, como soy a veces, se me olvida vivir el día a día", escribió Aitor, hierático y poco dado a hablar con los medios de comunicación.

También en su Instagram sus seguidores pudieron comprobar que Aitor es devoto de su madre y que la está apoyando desde la distancia con todo su empeño. "Mi vida, mi alegría, mi seguridad", eran las palabras que le dedicaba junto a una fotografía de ella.

La única nota de humor la puso este sábado el polígrafo, en el que irónicamente fue el momento más relajado de la noche, cuando les hicieron tanto a Adara como a Gianmarco la pregunta "¿Ha superado tus expectativas sexuales?". Y llegó la emoción.

Ambos decían que sí, pero mientras que Adara recibía que su respuesta era verdad, su pareja no corría la misma suerte y Conchita sentenciaba que mentía.Entre las risas y los murmullos, se escuchó decir a la madrileña un enorme "Estoy flipando". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento