Lastra ‘devuelve’ la polémica modificación del delito de sedición del grupo parlamentario al Gobierno

  • Montero dijo que la propuesta no saldría del Consejo de Ministros, sino del grupo del PSOE en el Congreso.
  • “Será una propuesta que salga del Consejo de Ministros”, ha terciado este lunes la portavoz parlamentaria.
La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, y el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez
La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, y el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez
Eduardo Parra - Europa Press

El Gobierno y el PSOE en el Congreso consideran necesario modificar ciertos artículos del Código Penal, entre ellos la sedición, pero de momento ambos se resisten a elaborar una propuesta que se avecina polémica porque "moderniarlo" y alinearlo con los códigos penales de otros países como persiguen los socialistas significaría reducir las penas del delito por el que los líderes del procés fueron condenados a entre 9 y 13 años de prisión.

Según explica el PSOE, la rebaja del delito de sedición formaría parte una reforma más amplia del Código Penal, que contemplará también un reforzamiento del consentimiento en las relaciones sexuales -para que “solo sí sea sí”- así como convertir en delito la exaltación al franquismo, como apuntó el PSOE en su programa electoral para el 10-N y ha recordado este lunes su portavoz en el Congreso, Adriana Lastra.

Sin embargo, desde que el presidente, Pedro Sánchez, lanzó a idea de reformar el delito de sedición, el Gobierno y el grupo parlamentario han enviado mensajes contradictorios acerca de a quién le corresponde plantear al Congreso una reforma que podría beneficiar a los políticos catalanes presos por el procés.

Hace unas semanas, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, afirmó que, tal y como apuntado el presidente la víspera en una entrevista a TVE, el plan era revisar ciertos delitos, el de sedición y quizá también el de rebelión para, por el contrario endurecerlo. Afirmó también que tal propuesta de reforma no saldría del Consejo de Ministros. El motivo que esgrimió Montero es que la posible modificación de la sedición y la rebelión no figura en el acuerdo programático de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, de manera que no sería un debate que fuera a darse dentro de la reunión de los ministros y ministras.

La alternativa que plantó entonces Montero fue una iniciativa netamente del PSOE que no saldría del Gobierno, de coalición, sino del grupo parlamentario socialista, en forma de una proposición de ley.

Lastra apunta al Gobierno

Sin embargo, este lunes Lastra -la portavoz socialista en el Congreso- ha alejado esta polémica cuestión del grupo parlamentario que comanda y se la ha devuelto al Gobierno, en un desayuno informativo en el que ha hecho especial hincapié en la cuestión del consentimiento, ha apuntado un nuevo delito para la exaltación del franquismo pero tampoco ha ignorado la reforma de la sedición. A diferencia de la portavoz del Gobierno hace semanas, Lastra ha apuntado al Consejo de Ministros como el lugar de donde saldrá la propuesta concreta, que incluso ha dicho desconocer.

“Es cierto que hay otros artículos del Código Penal que hay que acomodar a los tiempos, el Gobierno está trabajando en ello”, ha dicho Lastra que ha pedido disculpas “porque todavía no he visto el borrador, está el Ministerio de Justicia trabajando en ello”. 

Saldrá una propuesta del Consejo de Ministros que luego el Congreso de los Diputados hará suya y será en ese debate en el Congreso donde unos grupos y otros acordaremos esas modificaciones”, ha dicho Lastra.

Para el grupo socialista en el Congreso, este lunes no había duda de que Lastra ha puesto la pelota en el tejado del Gobierno, más concretamente, del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al aludir a un “borrador” sobre la reforma del Código Penal que en el Ministerio no confirman ni desmienten que exista.

Tras escuchar las palabras de la portavoz, fuentes de Justicia se han limitado a señalar que “se está trabajando”, aunque sin dar detalles ni del alcance de la reforma, ni de en qué plazos podría estar lista una propuesta y sin confirmar si hay un borrador.

Contenido y tiempos

El contenido concreto y los tiempos de la reforma del Código Penal son, cada una de ellas, cuestiones clave. Un mes después de que echara a andar el nuevo Gobierno de coalición, esta cuestión es la que de momento más discrepancias ha provocado dentro del Ejecutivo, debido a que la ministra de Igualdad, Irene Montero, querría poder llevar al Congreso un blindaje del “solo es sí es sí” en las relaciones sexuales, para que el no haber dicho “no” no sirva para que se descarte la agresión sexual, como ocurrió en la primera sentencia del caso de La Manada.

Por su carga simbólica, a Unidas Podemos le gustaría llevar esta propuesta al Congreso coincidiendo con el Día de la Mujer, pero de momento no hay visos de cuándo podrá ocurrir, debido a la complicación que supone haber ampliado la reforma del Código Penal a la modificación del delito de sedición. 

Las palabras de Lastra de este lunes llegan dos días después del retiro de Sánchez con sus ministros en la finca toledana de Quintos de Mora, en la que abordaron el "calendario legislativo" para los próximos meses.

Además de una posible rebaja de las penas por este delito, el Gobierno ha apuntado también a la posibilidad de, por el contrario, endurecer el delito de rebelión, algo sobre lo que Lastra ha evitado entrar hoy. La portavoz tampoco ha contestado a si el PSOE tiene previsto renunciar a una promesa electoral de Sánchez que levantó ampollas en el independentismo, la de prohibir por ley la celebración de referendums ilegales como el del 1-O.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento