Jordi Sevilla argumenta su dimisión de Red Eléctrica por "restricciones externas y discrepancias regulatorias"

  • Según explica en una carta entregada al consejo de administración de REE.
Jordi Sevilla, en noviembre de 2019.
Jordi Sevilla, en noviembre de 2019.
Cabalar / EFE

Jordi Sevilla ha dimitido como presidente de Red Eléctrica por "restricciones externas sobrevenidas y discrepancias en el ámbito regulatorio" que podrían afectar a la buena marcha de la compañía, a sus planes de futuro y "a mi gestión como presidente".

Así lo asegura el propio Sevilla en una carta, a la que ha tenido acceso Efe y que ha entregado a cada uno de los consejeros de Red Eléctrica durante el consejo de administración celebrado este martes por el gestor del sistema eléctrico, en el que ha presentado formalmente su dimisión.

La decisión de Sevilla de dimitir se hizo pública este lunes y, mientras desde su entorno se apuntaba a motivos personales, otras fuentes señalaban a que su salida se debía a discrepancias con la vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), de la que es consejero su marido, Mariano Bacigalupo.

"Han sido unos meses intensos en los debates con CNMC sobre la nueva regulación que afectará a la retribución de nuestra actividad como transportista y operador del sistema eléctrico nacional", un regulación que supone un recorte a la remuneración regulada de la compañía.

"Considero que ha llegado el momento de dar el relevo a una presidencia que impulse la nueva etapa"

"Ante este recorrido y con esta situación, y dado el desgaste que para mí ha representado la defensa de los intereses de la compañía en los últimos meses, considero que ha llegado el momento de dar el relevo a una presidencia que impulse la nueva etapa que se abre para Red Eléctrica", ha subrayado Sevilla.

DImisión voluntaria

En la misiva, asegura que dimite "voluntariamente" y para reforzar y contribuir a mantener en los más altos niveles de exigencia el gobierno corporativo de Red Eléctrica.

En cuanto al momento elegido para presentar su dimisión, el exministro de Administraciones Públicas añade que se va ahora porque considera que han culminado con éxito una etapa relevante para la compañía.

En el último año y medio, ha subrayado, han impulsado de manera decisiva la Transición Energética, colaborando en la definición de los escenarios del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y haciendo realidad un récord histórico de integración de instalaciones de energía renovable en el sistema eléctrico, con la incorporación de más de 6.500 megavatios fotovoltaicos y eólicos en 2019.

Además, han entregado al Ministerio para la Transición Ecológica una propuesta de planificación acorde con los criterios y principios definidos por el regulador para el desarrollo de la red de transporte necesaria en el periodo 2021-2026.

Por otra parte, ha avanzado en la consecución del Plan Estratégico, tanto en lo relacionado con la diversificación del grupo, especialmente tras la compra de Hispasat, como en el desarrollo de redes de transmisión de electricidad en América Latina. 

El Gobierno niega injerencias

En declaraciones tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que no ha existido ningún tipo de desavenencia o de injerencias políticas y ha defendido que Ribera respeta absolutamente la autonomía de las empresas participadas por el Estado.

En este sentido, ha recordado que tanto el Ministerio como la propia Red Eléctrica presentaron, en su momento, las alegaciones que consideraron oportunas al recorte de retribución propuesto por la CNCM.

Fuentes de Transición Ecológica han insistido en que Red Eléctrica es una empresa del IBEX 35 muy importante que está llamada a desempeñar un papel vital en la transición energética y respetan plenamente la independencia de la compañía y las decisiones personales de su presidente.

Nuevo candidato

Tras hacerse formal la renuncia, el consejo de administración del gestor eléctrico ha activado el plan de contigencia previsto para estos casos, en virtud del cual la consejera independiente coordinadora, Carmen Gómez de Barreda, asumirá la gestión del consejo y presidirá temporalmente las reuniones.

Por su parte, el consejero delegado, Roberto García Merino, además de sus funciones ejecutivas, gestionará la representación de la compañía frente al Gobierno y la Administración del Estado.

Asimismo se ha puesto en marcha el proceso de selección de un nuevo presidente, que deberá ser nombrado por parte del consejo de administración tras la pertinente convocatoria de la Consejera Independiente Coordinadora y previo informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.

No obstante, fuentes conocedoras del procedimiento consultadas por Efe, ha señalado que el Gobierno será el encargado de proponer al nuevo candidato, que deberá ser refrendado por el consejo de administración de Red Eléctrica.

Antes, el candidato propuesto por el Ejecutivo deberá ser refrendado por la comisión de Nombramientos de Red Eléctrica y por el consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), máximo accionista de la compañía con el 20 %.

Los estatutos sociales del gestor del sistema eléctrico marcan que su máximo órgano de decisión designará de entre sus miembros a su presidente, lo que implica que el sucesor de Sevilla deberá ser nombrado previamente consejero.

Fuentes del accionariado consultadas por Efe han asegurado que no preocupa la dimisión de Sevilla puesto que la compañía cuenta con un plan de contingencia perfectamente diseñado para estos casos que asegura su normal funcionamiento.

Sevilla accedió al cargo en julio de 2018, en sustitución de José Folgado, y al frente de Red Eléctrica ha cerrado operaciones como la compra de Hispasat a Abertis y ha tenido que lidiar con los recortes a la remuneración del negocio regulado planteados por la CNMC y que le llegaron a hacer amagar con un ERE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento