El ‘sherpa’ de Sánchez que aspiraba a ser ministro de Exteriores se marcha a París

  • José Manuel Albares deja la secretaría de Asuntos Internacionales del gabinete y será nuevo embajador en Francia.
  • Hasta la misma mañana del nombramiento de González Laya, Albares creyó que sería él el elegido.
  • Manuel de la Rocha seguirá al frente de la oficina económica del gabinete del presidente.
José Manuel Albares junto al presidente del Gobierno en la ONU
José Manuel Albares junto al presidente del Gobierno en la ONU
La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ultima una reestructuración de su gabinete de cara a este nuevo mandato que este jueves se ha cobrado una baja ya anunciada. El hasta ahora secretario general de la Asuntos Internacionales, UE, G20 y Seguridad Global, José Manuel Albares, dejará el cargo y será nombrado embajador de España en París. Es la misma legación desde la que llegó en junio de 2018 al gabinete del presidente un diplomático que aspiró hasta el último momento a convertirse en el nuevo ministro de Asuntos Exteriores.

No fue así, porque Sánchez optó por la alta funcionaria internacional Arancha González Laya. Su nombre se confirmó el viernes de la semana pasada y hasta ese mismo momento, en La Moncloa aseguran que Albares mantenía la esperanza de ser él el elegido. Con el Ministerio ya fuera del alcance de la mano, ya le quedó claro que no le merecía la pena seguir en un puesto que le obligaba a estar lejos de su familia.

También dentro del equipo más próximo del presidente del Gobierno, a cuyo frente seguirá Iván Redondo, con funciones ampliadas y nuevo título de "jefe de gabinete", Manuel de la Rocha continuará al frente de la Dirección General de Asuntos Económicos, la oficina económica que asesora al presidente. Sale de ella su número dos, el economista Daniel Fuentes.

La partida de Albares se produce sin estridencias, como demuestra el espaldarazo con el que La Moncloa ha anunciado hoy su nombramiento como embajador en Francia, que “supone un importante reconocimiento a su labor desarrollada en Moncloa y una muestra de confianza del Presidente del Gobierno”. Pero no quiere decir que no haya sido amarga. El lunes pasado, fue muy comentada su ausencia en el acto en el que González recogía su cartera de ministra en el Ministerio de Exteriores.

Aunque nunca con demasiada fuerza, no era la primera vez que el nombre de Albares aparecía en las quinielas de ministrables, a pesar de que siempre fue más recurrente el comentario de que el diplomático era mucho más útil al presidente desde su puesto en el gabinete como responsable de Asuntos Internacionales que en Exteriores.

Antes de saber que entonces el Gobierno seguiría en funciones a final de año, Albares ya sonó como posible sucesor en Exteriores para cuando Josep Borrell dejara el Ministerio para irse a la Comisión Europea. Sin saber qué habría ocurrido en otras circunstancias, lo único que pudo hacer el presidente en funciones el pasado diciembre fue designar a otro ministros para suplir a Borrell, a la de Defensa, Margarita Robles.

Albares es ha despedido este jueves a través de las redes sociales, donde ha calificado los últimos meses de “etapa fantástica” y ha garantizado al presidente que “siempre contará” con su “lealtad y trabajo”.

Clave en las citas internacionales

Albares regresa a Francia, a la cabeza de la embajada de España en este país, después de haber sido durante 18 meses el organizador, negociador, promotor y facilitador de la travesía de Sánchez por las altas esferas internacionales. Su ‘sherpa', como se denomina a estas funciones en jerga diplomática. Militante del PSOE, también fue responsable de redactar las propuestas en el área internacional del programa electoral socialista de las elecciones el año pasado.

Suya ha sido la responsabilidad de tejer relaciones, cerrar agendas y forjar acuerdos en los numerosos viajes y cumbres internacionales en las que ha participado el presidente desde junio de 2018.  El pasado septiembre, sus gestiones diplomáticas lucieron especialmente en laparticipación de Sánchez en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde intervino en un lugar más preferente del que le correspondería por protocolo y participó, como impulsor, en foros internacionales sobre cambio climático o igualdad. El cambio de funciones de Albares llega días antes de que Sánchez participe en otra importante cita internacional, el Foro Económico Mundial de Davos, al que asistirá el 21 y 22 de enero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento