Perfil: Arancha González Laya, una experta en comercio internacional sin pasado político

Arancha González Laya, en una foto de su cuenta de Twitter.
Arancha González Laya, nueva ministra de Exteriores.
TWITTER

Uno de los nombres nuevos que conformarán el nuevo Ejecutivo de coalición es el de la jurista Arancha González Laya, que ocupará el sillón dejado por Josep Borrell como ministra de Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Actualmente, González Laya es Subsecretaria General de la ONU y Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), desde el que ha centrado su mandato en fomentar el desarrollo sostenible y el empoderamiento económico de la mujer.

Nacida en 1969 en Tolosa, González Laya aprendió a una temprana edad a hablar seis lenguas (francés, inglés, alemán, italiano, euskera y castellano). Según ha referido en alguna ocasión, este fue el inicio de una pronta vocación hacia los asuntos europeos, antes incluso de que España entrase en la Unión en 1986.

Este fascinación por Europa la llevó a partir de 1992, tras licenciarse en Derecho por la Universidad de Navarra y obtener un postgrado en Derecho Europeo por la Universidad Carlos III de Madrid, a trabajar como asociada en el bufete alemán Bruckhaus Westrick Stegemann en Bruselas, dedicado a derecho de competencia, comercio y ayudas de estado.

González Laya daría el salto a las instituciones cuando en 2002 comenzó una nueva etapa como portavoz de Comercio de la Comisión Europea y asesora del Comisario de Comercio, puestos desde los que llegó a negociar acuerdos con Mercosur, Irán, el Consejo de Cooperación del Golfo, los Balcanes y los países mediterráneos, así como un proyecto destinado a facilitar el acceso de los países en desarrollo a los mercados europeos.

Apenas tres años después se convertiría en la 'Sherpa', o Jefa de Gabinete de Pascal Lamy al frente de la OMC, un cargo que le permitiría jugar un papel importante en el lanzamiento de iniciativas como Ayuda para el Comercio o el Marco Integrado Reforzado, en las que diversas organizaciones internacionales colaboran con algunos de los países más empobrecidos del mundo para incorporarlos al comercio internacional.

Finalmente, en 2014, accedió al liderazgo del ITC, desde que inauguró el primer Foro de Comercio Sostenible con el objetivo de garantizar una adecuación del comercio a los retos del cambio climático. Igualmente, impulsó la 'SheTrades Initiative', que busca facilitar el acceso de las mujeres empresarias a los distintos mercados, y la adopción de la Declaración de Buenos Aires sobre Mujeres y Comercio.

González Laya es independiente tanto de PSOE como de Podemos, con lo que ha supuesto una gran sorpresa, y su dilatada experiencia en el área del comercio internacional explica porqué desde La Moncloa remarcan la importancia que jugará la Diplomacia Económica en su ministerio.

Precisamente, su perfil de gran competencia técnica y mínimo recorrido político marca una diferencia con su predecesor, de larga trayectoria entre las filas socialistas. En virtud de este cambio, es probable que la ministra mantenga un perfil bajo, más alejada de las polémicas de lo que acostumbraba Borell.

Sin embargo, la agenda a la que se enfrentará la jurista vasca es de naturaleza intrínsecamente política, y estará protagonizada por desafíos como las ramificaciones exteriores de la crisis catalana, el conflicto entre Irán y Estados Unidos, la compleja relación con China, la creciente acción exterior rusa o los cambios políticos en America Latina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento